David López llegó al Espanyol procedente del Nápoles en la temporada 2016-17 para ser el mediocentro que equilibrara el juego. Una plaga de lesiones antes de visitar Anoeta en la jornada 3 le convirtió en central improvisado. Mario Hermoso, al año siguiente, llegó a suplir el puesto que dejó huérfano Rubén Duarte; o lo que es lo mismo, a ser el tercer lateral izquierdo y el quinto central a ojos de Quique Sánchez Flores. El último día de mercado, ante el exceso de licencias en la plantilla (25), se le planteó una cesión al Sevilla Atlético. Dijo que no. Ahora, ambos forman la pareja casi perfecta de LaLiga.

Sus historias reflejan que en el fútbol las expectativas pueden durar un estornudo, como lo está haciendo este Espanyol de Rubi que ya es segundo en la clasificación y segundo en la lista de equipos menos goleados cuando nadie, con solo un fichaje titular en verano, daba un duro por ello. Al margen de su eficiente y adaptativo sistema defensivo, lo es gracias a sus dos centrales, infranqueables en todas las facetas: ya sean en las vigilancias defensivas, en los duelos uno contra uno, en los centros laterales o en la coordinación de una línea que, en su eje central, funciona a las mil maravillas: solo han recibido un gol de jugada, en la jornada inicial en Vigo.

“Mario y David están a un nivel espectacular. Si somos segundos es porque están siendo lo mejor de la categoría, sin duda”, comentó Rubi después de la última victoria. Incluso, su rendimiento ha atraído al seleccionador español, Luis Enrique, presente en el palco de Cornellà-El Prat y quien pudo tomar nota de su actuación: el Espanyol solo ha recibido ocho goles, uno de ellos en casa.

La “felicidad” de Hermoso

El central madrileño, de 23 años, está “feliz” en Barcelona, ciudad que le apasiona. También en el Espanyol, club en el que “se ha integrado desde el primer día”, según explican desde su entorno. El jugador ha agradecido la confianza de Rubi desde que llegó, y eso que los primeros días de la pretemporada los empezó lesionado. El central quiere acabar la temporada a este nivel, porque además sabe que está ante una gran oportunidad de hacer historia con su club y también a nivel individual: aunque nadie de la Selección española se ha puesto en contacto aún con él.

No obstante, el Real Madrid tiene una opción de compra de 7,5 millones (el entorno del jugador no ha querido desvelar la cifra, aunque es la que se filtró en su día) y no se descarta que intenten hacerse con el futbolista este mercado de invierno o ya el próximo verano. Si bien es cierto que el futuro del central zurdo tiene billete de vuelta a Madrid, en el Espanyol esperan que este regreso no se produzca hasta junio.

 

 


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
David López y Hermoso, una pareja que roza la perfección
David López y Hermoso, una pareja que roza la perfección