Marcelino rehuye de la palabra “final”. El asturiano piensa que aunque hoy ganara el Sevilla y se les fuera a 13 puntos, todavía faltarían 72 por disputarse. Más tremendistas son Anil Murthy y Mateo Alemany, que encima tienen hoy al jefe (Peter Lim) por Valencia. Ellos sí barruntan que se juegan poco menos que la Champions, que es la base del proyecto. De lo contrario, ventas y más ventas. El Sevilla, con sus 27 puntos, visita Mestalla sin tanta ansiedad. Su objetivo es más cortoplacista, menos estructural. Ellos buscarán ponerse líderes, al menos hasta que el Barcelona diga lo contrario en su derbi (sigue el partido en directo en As.com).

Marcelino tiene a Guedes y también a Rodrigo, aunque ninguno está al cien por cien. Aún así, el asturiano les ve mejor que a otros. Por ello, salvo que alguno se despierte con dolores de la muerte, serán titulares. El Valencia saldrá sin guardarse nada. Lógico por lo que se juega y porque lo del Manchester del miércoles apenas tiene interés. Marcelino ha encontrado su defensa con Wass, Garay, Gabriel y Gayà y a Rodrigo le acompañará Mina. Su única duda está en la medular. ¿Kondogbia, Coquelin o Soler? Ésta vez parece que Coquelin será el damnificado. Así Kondogbia actuará junto a Parejo, al que Marcelino volvió a defender como a un hijo tras los silbidos que recibió ante el Ebro.

El Sevilla dejó ante el Villanovense dudas respecto a su segunda unidad. La ausencia de reemplazos de calidad, al menos hasta enero, es su gran debilidad. En Mestalla no estará Navas ni Aleix Vidal y ahí tiene la palabra Machín: arriesgar con Promes o colocar a Mercado. De la medular a delante, pocas dudas y todo figuras: con Banega, Mudo y Sarabia en medio, y Ben Yedder y André Silva arriba. Partidazo.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Dice Marcelino que no es una final, aunque lo parece
Dice Marcelino que no es una final, aunque lo parece