El Oviedo dio primero y concedió después. Los de Anquela estuvieron en todas, para bien y para mal. En frente, un Almería maduro, esperando su momento. Sabía que tendría su oportunidad. Y no la desaprovechó. Los andaluces golpearon más fuerte en el área contraria y se fueron, de forma merecida, con tres puntos de un Carlos Tartiere decepcionado con el fin de la mejor dinámica del Oviedo en la temporada.

El partido no tardó en acelerarse. Al minuto de juego, golpeó el Oviedo. Centró Johannesson y empujó Mossa, en una jugada calcada a la inicial de Las Palmas, pero esta vez con un final más productivo. El 1-0 premiaba el juego por bandas de los azules, marca de la casa. Tejera asustó a los 6 minutos y ahí es cuando el Almería tomó el mando en el partido.

Y lo hizo con una pegada sorprendente. Ayudado por, una vez más, las concesiones defensivas de los de Anquela. Corpas recibió a los 14’ un centro desde la izquierda, controló, vigiló que nadie le chafara la escena y batió a Champagne. Todo ello en el área, territorio amistoso por la parte carbayona. La respuesta del Oviedo fue inmediata pero Javi Hernández se estrelló en el poste.

Lo tocó al Almería, en el juego de golpes de ida y vuelta, proponer. Juan Carlos condujo en la frontal evitando rivales con elegancia y sacó un derechazo, seco, hacia la meta. La pelota entró en la red tras chocar en el poste derecho. En 17 minutos, el Almería había levantado un resultado en contra. El escenario había cambiado por completo a base de efectivos derechazos.

El Oviedo dio un paso adelante pero con menos lucidez que en el fulgurante inicio. La recta final del primer acto dejó nuevas escenas en el área andaluza. Primero, Ibra rozó el gol con la cabeza. Después, en la última acción antes del descanso, Johannesson disparó con la zurda y René despejó.

La segunda parte sirvió para subrayar los papeles. El Oviedo intentó acumular gente el área, ya con defensa de cuatro; el Almería esperaba y salía al espacio. El visitante Rioja advirtió así a los 61 minutos, aprovechando una contra. Johannesson, el más incisivo de los azules contestó, pero el zurdazo se fue a las nubes. El Almería sostenía cada ataque con la pelota del Oviedo, perjudicado a los 75’ por la roja a Javi Hernández.

El Almería pudo sentenciar pero el disparo de Giménez fue repelido entre Champagne y el poste. Trató de intensificar el asedio el Oviedo al final, con Toché y Steven en el césped, pero el Almería siempre cerró con eficacia, logrando tres puntos importantes en su escalada a los puestos cómodos de la tabla.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El Almería golpea más fuerte
El Almería golpea más fuerte