Aunque el primer objetivo es el Wanda Metropolitano el próximo domingo (16:00 horas), el triunfo de anteayer ante el Sporting ha hecho que el Almería tenga un nuevo reto independientemente de lo que ocurra en cuatro días en la capital de España. Los de Fran Fernández pueden encadenar cinco triunfos consecutivos en liga, algo que no consigue desde hace once años, en concreto, desde ese mágico 19-5-07 para la hinchada unionista. No en vano, fue la primera vez que la UDA ascendía a Primera División.

El Almería tuvo un inicio dubitativo en el Mediterráneo, igualando ante el Tenerife (1-1) y cayendo ante el Málaga (0-1). Desde ese último encuentro, el pasado 3 de septiembre, el cuadro unionista sólo sabe lo que es ganar en el feudo de la Vega de Acá, imponiéndose al Zaragoza (2-1), Reus (2-0), Las Palmas (3-0) y Sporting (2-1). Ante el cuadro asturiano, además, lo hizo remontado, la primera vez en el presente curso en la competición doméstico. A estos buenos resultados hay que unirles la victoria copera ante el Reus (3-1) y el empate ante el Villarreal (3-3).

Desde ese ejercicio 06-07, el Almería ha tenido ese reto de cinco victorias seguidas en el Estadio de los Juegos Mediterráneo precisamente en cinco ocasiones, pero en ninguna lo ha conseguido. El pasado curso logró encadenar cuatro partidos ganando (Zaragoza, 3-0; Tenerife, 2-1; Córdoba, 1-0; y Lugo, 1-0), pero el Nástic rompió la dinámica con un empate (1-1). Una temporada antes fue el Getafe, con un 0-1, el que cortaba la buena racha de cuatro triunfos consecutivos (Nástic, 3-0; Córdoba, 3-1; Elche, 2-1; y Mallorca, 2-1).

En la campaña 11-12 un Almería que buscaba regresar a la máxima categoría del fútbol español venció al Sabadell (3-0), Guadalajara (4-0), Córdoba (2-1) y Murcia (4-2), pero el Elche (0-2) evitó el ‘no hay quinto malo’. En Primera División el Almería también hizo del Mediterráneo una plaza difícil de batir. No en vano, en el ejercicio 08-09 la UDA fue el sexto mejor local, tras Barcelona, Madrid, Valencia, Atlético y Villarreal, con un balance de 11-4-4. El cuadro indálico encadenó cuatro victorias caseras imponiéndose al Villarerreal (3-0), Osasuna (2-1), Numancia (2-1) y Sporting (2-1), pero el Espanyol (0-3), frenó el acelerón.

Una temporada antes el propio Unai Emery estuvo a punto de batir su propio récord, aunque ya en Primera División. Era el estreno de la UDA en la élite y los rojiblancos se impusieron al Espanyol (1-0), Dépor (1-0), Madrid (2-0) y Murcia (1-0). Esta vez el malo de la película fue el Athletic (1-1). De esta forma, los mejores registros en casa se encuentran en la 06-07, con ese ascenso mencionado incluido. El Almería fue el mejor local de la categoría, con 17 triunfos, tres empates y una sola derrota (0-1 ante el Tenerife, en la jornada inaugural), 48 goles a favor y 17 en contra.

En esa campaña el equipo almeriense logró encadenar cinco triunfos caseros en liga hasta en tres ocasiones. La segunda de ellas, incluso, fueron seis, con victorias al Lorca (4-0), Elche (2-0), Castilla (1-0), Murcia (2-1), Salamanca (3-1) y Castellón (2-1), frenando esa buenísima racha el Alavés (2-2). Tras la igualada ante el cuadro de Vitoria, los de Unai Emery ganaron al Numancia (3-0), Las Palmas (2-1), Poli Ejido (3-1), Valladolid (3-2) y Ponferradina (3-1), acabando el Málaga con los triunfos, con un 2-2. De esta manera, el 19 de noviembre (21:00 horas) el Almería intentará volver a hacer 15 de 15 once años y medio después. La empresa no será nada fácil, puesto que enfrente estará todo un Dépor.

 


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El Almería quiere hacer bueno el ‘no hay quinto malo’
El Almería quiere hacer bueno el ‘no hay quinto malo’