Para el Real Oviedo, el calendario tiene peligro. Primero, porque en las próximas cuatro semanas jugará ante Deportivo, Sporting y Las Palmas, tres serios candidatos a priori al ascenso. Además, la cercanía del derbi ante los rojiblancos hace que para los azules pueda haber algo de distracción esta semana. En pleno trabajo para preparar la visita a Riazor, la plantilla carbayona lo tiene claro: solo importa lo que suceda este fin de semana. Ibrahima, el futbolista más en forma de los azules ha sido el primero en lanzar el mensaje. “Hay que ir a Riazor a por lo puntos, después pensaremos en el derbi. Da igual que sea el Deportivo, el Madrid o el Sporting, solo pensamos en ganar”.

El delantero abunda sobre el tema: “Es evidente que un derbi es un partido especial y, además, jugamos en casa y hay que hacer un partido perfecto en todos los aspectos”. Ibra celebró el pasado domingo su primera diana en el Tartiere. Una sensación que perseguía desde el inicio de la Liga. “Fue gracias al equipo, no me gusta hablar de mí. Ojalá sean más. Tenemos que poner todo en el campo, nunca puedes dejar de correr porque la gente deja todo por venir a animarnos”, indica.

En la vuelta al trabajo tras el día de descanso, Anquela contó con todos sus jugadores con las excepciones de Tejera, Folch y Berjón. Los dos primeros, por precaución, no parece que tengan problemas para viajar a Galicia. El caso de Berjón es diferente. El extremo sufrió unas molestias en el choque ante el Mallorca y tuvo que ser sustituido a los 70 minutos. Las primeras exploraciones hablan de una contractura, en principio no tiene rotura, y está pendiente de evolución en los próximos días. Anquela esperará a ver cómo se encuentra durante la semana para ver si puede estar en Riazor.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El Oviedo no quiere distracciones con el derbi
El Oviedo no quiere distracciones con el derbi