Nabil El Zhar volvió ayer a jugar con el Leganés. A principio de temporada la frase no sería noticia. Sería rutina. Pero ahora es novedad. El extremo franco-marroquí acumulaba antes del duelo copero de anoche ante el Rayo Vallecano (0-1) tres partidos consecutivos de participación ínfima. Apenas tres minutos en total, los últimos de la goleada liguera frente al Valladolid (2-4). Antes, en Girona se quedó sin convocar y frente al Alavés, en Butarque, solo estuvo en el banquillo.

Esta vez, en el torneo del KO, en Vallecas, Mauricio Pellegrino le alineó de inicio y El Zhar respondió con un buen partido e influencia directa en el resultado. Suyo fue el remate que desvió Velázquez en su propia portería. Fue el único tanto del partido. Volcado como siempre al costado diestro, el ex del Liverpool o Levante entre otros tiró con frecuencia diagonales que exploraban el espacio interior de una mediapunta desocupada mientras Juanfran, carrilero derecho, corría la banda en ataque.

Cambio de sistema

Este despliegue táctico es una de las posibilidades que ofrece el nuevo mandamiento del Leganés: jugar con tres centrales. Es con esta fórmula como el equipo se siente más seguro. Encaja menos goles y eso repercute en el resultado. La efectivad es la misma, pero el premio del gol ahora es mucho mayor.

Recientemente en una rueda de prensa, Pellegrino explicó que para competir con una defensa de cinco tenía dos opciones en su libreto: una, la de formar con cuatro en el medio (como sucedió ante el Rayo) y otra, alinear a dos delanteros, algo que despuebla la zona de creación.

Curiosamente el Leganés ha sacado sus dos últimas victorias en Liga con dos delanteros. Y puestos a sacrificar una pieza del tablero en el centro del campo, el Flaco ha decidido que sea El Zhar. Por ahora, Óscar, Rubén y otro mediocentro (Recio, Vesga, Gumbau o Eraso) son fijos en el once.

“Pienso en lo mejor para el equipo”

“El caso es que podemos jugar con un 3-4-3 [o 5-4-1] o con dos delanteros. Es ahí, con dos delanteros, donde no entraría [El Zhar]”, empezó a explicar hace poco Pellegrino acerca de estos cambios tácticos que instauró cuando recibió al Barça en la sexta.

“Cuando empezamos jugando así, es porque creo que Óscar y Nabil son los jugadores que tienen más capacidad para jugar por dentro. Pero también tenemos a Eraso, Arnáiz… [También a] Rolan, que es algo más directo y vertical… Sí es verdad que el cambio de sistema abre posibilidades a algunos jugadores y a otros los merman. Yo siempre pienso en lo mejor para el equipo”, argumentaba el entrenador, quien, en otra convocatoria de prensa, sincero, también dejó entrever que la ausencia de El Zhar en el partido contra el Girona no fue por motivos deportivos sino por asuntos extradeportivos.

“Tema personal, lo he hablado con él, lo ha aceptado. No puedo contar cosas que pasan dentro del vestuario. Pero no es nada fuera de lo normal”, dijo entones el preparador sobre El Zhar, futbolista que anoche, ante el Rayo, repitió sobre el césped argumentos para demostrar a Pellegrino que, pese a sus últimas ausencias, está listo para ser titular y seguir siendo pieza clave en el Leganés.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El Zhar vuelve a lo grande tras pasar a suplente habitual
El Zhar vuelve a lo grande tras pasar a suplente habitual