Las cosas que funcionan no se deben tocar. El Lugo no pudo acogerse al viejo refrán y, entre bajas, sanciones y ventas tuvo que improvisar un once con cambio de sistema que cortocircuitó el juego habitual y dejó la peor versión rojiblanca desde la llegada de Monteagudo. El Extremadura, por el contrario, fue fiel a su estilo y dominó el partido, las ocasiones y el tempo de un choque en el que volvió a ser, una vez más, providencial Juan Carlos, aunque esto ya está dejando de ser una novedad.

El Lugo palió las bajas mutando su defensa a línea de tres centrales, con Iriome y Lazo de carrileros avanzados. El experimento funcionó a los seis minutos, cuando un córner botado por Lazo y rematado en primera instancia por Josete acabó en los pies de Pita, que la empujó a la jaula. El partido casi no había comenzado y los locales ya se encontraban con ventaja. No obstante el Extremadura creaba ocasiones con cierta facilidad, merced a los desajustes locales. Willy pudo marcar en un error de Vieira, y posteriormente en un mano a mano que erró ante Juan Carlos. El balón era extremeño y también las ocasiones. El Lugo solo llegaba a través de alguna contra a la portería de los de Almendralejo, con cuentagotas, aunque mejoró al final del primer tiempo. El descanso dejó con ventaja a los locales.

Un minuto de la segunda parte tardó el Extremadura en igualar el partido. Lo hizo Kike Márquez aprovechando un desajuste defensivo de un Lugo que salió frío. El Extremadura seguía siendo dueño del partido y al Lugo le costaba un mundo ya no hacer ocasiones, sino llegar con peligro. Hubo, eso si, un penalti a Lazo que Figueroa Vázquez hizo por no ver, y Herrera perdonó un pase de la muerte de Escriche cuando ya se cantaba gol. El partido, espeso y atascado, podía caer para cualquier lado, siempre por demérito de los contendientes. Pero Juan Carlos no entra en esa categoría y volvió a ser salvador, esta vez parando un penalti a Enric Gallego cometido por Iriome. Los puntos que lleva salvados el alcarreño bien pueden valer una permanencia. Al final, reparto de puntos que no sirve a ninguno de los dos para escapar de la zona baja.

Monteagudo: “Tenemos que firmar gente atrás y arriba”

El entrenador del Lugo reclamó fichajes: “Creo que en la segunda parte hemos tenido más control de juego que en la primera, que nos ha costado mucho. Teníamos muchas bajas y hemos preferido cambiar de sistema para resguardar un poco al equipo. En el minuto 46 no puedes encajar un gol, y menos tras saque de banda. Hemos pasado de tener 25 jugadores a muchos menos, y esperamos que esta semana se empiece a cerrar alguna contratación. Tenemos que firmar gente atrás y arriba. Ahora tenemos que hilar muy fino en este mercado, no podemos debilitarnos”.

Rodri: “Es un punto ante un muy buen rival”

El entrenador del Extremadura valoró el partido: “El equipo ha hecho un muy buen partido, con muchas alternativas y donde hemos disfrutado de las ocasiones más claras. Es un punto ante un muy buen rival y tenemos que felicitarnos por ello. Hemos llegado al área y en ese sentido el equipo ha estado muy bien. El equipo al final ha acusado un poco el fallo del penalti, nos ha tocado a nivel emocional. Yo no quiero pensar que no vamos a tener a Enric Gallego hasta que me digan de forma oficial que no va a salir”.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Juan Carlos vuelve a salvar al Lugo ante un Extremadura mejor
Juan Carlos vuelve a salvar al Lugo ante un Extremadura mejor