Ni olvida. No perdona. Se cumplen 20 años del asesinato de Aitor Zabaleta a la salida del Vicente Calderón por un grupo de ultras del Atlético de Madrid tras un partido de Copa del Rey de la Real Sociedad. Le apuñalaron en presencia de su novia sólo por llegar la camiseta de su equipo. Se trata del episodio más negro de la centenaria historia del club txuri-urdin y de uno de los más negativos del fútbol español.

Su figura permanece muy viva en el recuerdo de los aficionados de la Real Sociedad, y en general de todo el mundo del fútbol. El hecho fue trágico y dejó muy tocada a la masa social realista, que sigue sin entender cómo alguien pudo ser asesinado simplemente por acudir a otro campo de fútbol a animar vestido con la camiseta de su equipo. Además, queda la sensación de que no hubo justicia con el caso y que no se investigó como es debido. Existe todavía hoy el pensamiento de que se buscó un ‘cabeza de turco’ al que se encarceló, pero que hoy ya está en la calle, cuando en el episodio de infausto recuerdo participó un grupo de ultras del club colchonero más amplio. Por esa razón, hace 20 años la afición de la Real organizó una manifestación que salió desde el Boulevard de San Sebastián, en el centro de la capital gipuzkoana, hasta el estadio de Anoeta, para solicitar justicia por Aitor Zabaleta. La rabia desde entonces se ha instalado en el entorno realista por este asunto.

20 años después, el colectivo de Peñas ‘Realaren Lagun Taldeak’ se ha propuesto rememorar aquella manifestación volviéndola a convocar. Esta vez la intención ya no es pedir justicia, aunque en el trasfondo del asunto sigue quedando pendiente un juicio más Justo que honre la memoria del aficionado realista; sino que se trata especialmente de recordar la figura de Aitor Zabaleta, de homenajearle, de manifestar el dolor por lo que pasó aquella noche del 8 de diciembre de 1998 que partió el corazón azul y blanco de la afición de la Real. La manifestación está convocada para este domingo a las 16.30h, antes del partido que la Real jugará contra el Valladolid. Aunque ya hoy la familia de Aitor Zabaleta (sus dos hermanos, su hermana, y su madre, el padre falleció hace un año) le recordará coló hace todos los años con una celebración íntima en un monte de Gipuzkoa. Y mientras, recoge el inmenso cariño de toda la afición realista, que no para de mandarle mensajes de ánimo, de forma privada y públicamente a través de las redes sociales.

El recuerdo de Aitor Zabaleta es muy presente en todos los seguidores de la Real que han convertido al seguidor realista en eterno, a pesar de que seguro que lo cambiarían todo por no tener que hacerlo. El club donostiarra también ha contribuido con su iniciativa, muy bien recibida por todo el entorno realista, de crear en el nuevo Anoeta la grada ‘Aitor zabaleta’, ubicada en el fondo sur del campo de fútbol del barrio de Amará y cuyas localidades se agotaron en pocas horas. Una grada para que nunca nadie se olvide del aquel joven aficionado donostiarra, una grada que le homenajea y honra en cada partido de la Real con su alegría, su ánimo al equipo txuri-urdin y con sus cánticos, especialmente el ya mítico “Aitor, Aitor, Aitor… Zabaleta”


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
La afición de la Real Sociedad no olvida a Aitor Zabaleta
La afición de la Real Sociedad no olvida a Aitor Zabaleta