En una esperada conferencia de prensa, el director deportivo del Real Zaragoza, Lalo Arantegui, ha hecho autocrítica y asumido en primera persona toda la responsabilidad de que el equipo se encuentre en una situación tan delicada, pero también se ha mostrado convencido de levantar el vuelo. Lalo ha asegurado también que se siente muy respaldado por el consejo de administración y que no impone el rombo a los entrenadores, y ha anunciado un acuerdo verbal con Pombo para renovar y ha dejado caer que Toquero va a retirarse en breve del fútbol.

Análisis: “Estamos en una situación muy complicada, en posición de descenso a Segunda B, y quiero decir antes de nada que la responsabilidad es mía al cien por cien. Yo tengo libertad absoluta para tomar decisiones y asumo todos los errores. Quizá la expectativa que se generó fue muy alta y ahora nos vemos peleando por el descenso. Pero desde la máxima humildad quiero transmitir tranquilidad, porque la vamos a dar también la vuelta a la situación como el año anterior. Estoy convencido y por eso pido apoyo y calma. Quiero transmitir mi máximo apoyo al técnico, que va a estar aquí hasta el 30 de junio como mínimo, y a la plantilla. Desde aquí ya digo que no habrá una revolución en el mercado de invierno. Lo que sí vamos a hacer es fichar un central para cubrir la baja de larga duración de Grippo”.

Autocrítica: “Estamos aquí para tomar decisiones, pero no todas las que tomas son correctas. Podría haber hecho las cosas mejor. El objetivo siempre será subir a Primera, pero hablar de eso ahora no tiene sentido”.

Desgaste: “Yo percibe un apoyo total del club. Claro que hay preocupación en el Consejo y en la dirección general, pero ayer durante una reunión me transmitieron la máxima confianza. Ahora es cuando más fuerte estoy y más ganas tengo de trabajar para revertir cuanto antes esta situación”.

Afición: “Tenemos 27.000 abonados y somos unos privilegiados. Ahí somos los primeros, pero los 27.000 no pueden entrar al campo a jugar. Si los 27.000 están a favor del equipo somos diferenciales, pero en contra, pasa lo mismo. Al jugador le afectan mucho las críticas”.

Derrumbe del equipo: “Cuando un equipo empieza a dudar de su capacidad, juega sin confianza. Por eso lo primero es recuperar esa confianza. No es un problema de actitud. Yo soy optimista y con la vuelta de los lesionados, el equipo va a cambiar. Estoy seguro”.

Intervencionismo: “Cuando un entrenador hace lo que le dicen a rajatabla es un mal entrenador, pero aquí todos han tenido libertad absoluta. Ahora bien, yo entiendo el Real Zaragoza como un club organizado en el que debe haber máxima comunicación diaria. Imponer nunca, pero opinar de todo sí”.

Rombo: “La idea es jugar con el mismo sistema desde infantil al primer equipo, pero el entrenador del primer equipo tiene plena libertad. Hay que crear una identidad como club y eso no se consigue en un año ni en dos, pero, repito, que el entrenador del primer equipo puede elegir el sistema que crea más conveniente. Yo no impongo nada”.

Pombo: “Tenemos ya un acuerdo verbal con él y en breve se anunciará su renovación”.

Toquero: “Está haciendo todo lo posible por recuperarse y estar con el equipo, pero tiene una lesión muy complicada. Sufre recaídas muy gordas y en breve tendrá que tomar una decisión”.

Jeison Medina: “No juega, porque el entrenador piensa que no da el nivel de los demás. El cambio para él fue brutal y le costó mucho adquirir el tono físico, después de estar tres meses sin jugar en Colombia. Y además hay mucha competencia en ese puesto. La camiseta del Zaragoza pesa cuatro kilos y no cien gramos como la de los demás”.

Idiákez: “Su fichaje no lo considero un error. Estaba convencido cuando lo fiché, pero, claro, con los resultados en la mano no fue una buena elección”.

 


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Lalo: “Podría haber hecho las cosas mejor”
Lalo: “Podría haber hecho las cosas mejor”