Entre los entrenadores hay varias formas de gestionar la plantilla. Están los que apuestan por las rotaciones, los que confían casi ciegamente en un once y los que confían en ir variando piezas hasta dar con los que mejor funcionan en momentos concretos.

Hay jugadores que, de momento, son imprescindibles en sus equipos y han jugado todo lo que va de Liga. En este primer tercio de competición solo porteros y defensas han jugado todos los minutos de esta edición de Primera División.

Sólo ocho porterías tienen dueño

Seis decenas de porteros para solo 20 puestos. La elección del portero es una de las tareas más difíciles de los entrenadores, esta temporada, solo ocho porterías tienen un dueño fijo en Primera División. Son las de Levante, Villarreal,Getafe, Valladolid, Atlético, Barcelona, Espanyol y Sevilla.

Varios referentes de LaLiga siguen ocupando la meta que defendieron en temporadas pasadas como Asenjo, ya recuperado de sus desafortunadas lesiones, el Zamora Jan Oblak, Ter Stegen o Diego López, que después de competir duramente con Pau López por la portería perica la temporada pasada se ha hecho definitivamente con con ella. Misma situación de Oier, que entró con fuerza la temporada pasada y se ha establecido como el principal portero granota.

Los tres nuevos inquilinos de porterías en Primera son Vaclik, Soria y Masip. El checo y el sevillano están directamente relacionados. Soria se marchó del Sevilla en busca de más oportunidades después de alternarse con Sergio Rico. Ahora, el madrileño es dueño y señor de la meta del Getafe. Ha jugado todo en Liga y apenas ha encajado 11 goles en 14 partidos.

Precisamente, las salidas de Rico y Soria obligaron a la dirección deportiva sevillista a buscar un titular de garantías y parece que acertaron con la contratación de Tomas Vaclik, que llegaba desde el Basilea. El de Ostrava es fijo para Machín y se ha destapado como uno de los metas más destacados en este inicio de competición.

Situación parecida a la que pasó Soria le ocurrió a Masip. El de Sabadell tiene un palmarés envidiable (Champions League, Liga, Copa del Rey…) pero apenas gozaba de protagonismo en el Barcelona. El año pasado, Masip apostó por el Valladolid y fue clave en el ascenso a Primera División. Ahora, en la máxima categoría del fútbol español es inamovible.

Los imprescindibles de las defensas de Primera

Ni centrocampistas ni delanteros, los defensas junto a los guardametas son los únicos imprescindibles de esta Primera División.

Entre los grandes, Sergio Ramos y Piqué, antes pareja en la Roja, son claves en sus clubes y han disputado todo lo que va de Liga. El de Camas, tras la salida de Cristiano, ha decidido hasta asumir los lanzamientos de penalti siguiendo su vocación de goleador.

En el centro de la defensa ha aparecido como revelación Mario Hermoso, que ha pasado del ostracismo al estrellato en esta temporada a las órdenes de Rubi. En Cataluña, pero en Girona, también destaca Bernardo Espinosa, un fijo en la zaga del Girona de Eusebio que ha tenido un gran inicio de temporada.

Misma situación para Sergi Gómez en Sevilla, un fijo para Machín desde su llegada desde el Celta. En este grupo entran también Laguardia, del Alavés, y Damián Suárez, del Getafe, uno de los integrantes de las defensas más efectivas de LaLiga.

De los recién ascendidos destacan tres, Jordi Amat, clave para la defensa de Rayo de Míchel que tiene que mejorar ya que son el equipo que más encaja en toda la Primera División. El Valladolid tiene también a dos jugadores de la máxima confianza de Sergio, tanto, que no han descansado en toda LaLiga. Son Calero y Nacho.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Los imprescindibles de LaLiga
Los imprescindibles de LaLiga