Jordi Masip, portero del Real Valladolid, fue el protagonista de La Tertulia de AS y SER desde Brasería Poniente, en un momento complicado para el equipo tras perder 2-4 con el Leganés. Tras su fallo en el tercer gol de los ‘pepineros’ el cancerbero confesó que “no he pasado buenos días, pero son cosas del fútbol. Estas cosas duelen pero sobre todo por el momento en el que se produce el fallo; lo asumo y ahora hay que mirar hacia adelante con la cabeza alta que esto es muy largo. Estoy deseando volver a jugar para sacarme la espina”. El portero explicó cómo fue la jugada: “Perdí de vista el balón un instante y calculo mal la velocidad a la que viene y Carrillo, que está muy listo, hace el gol”. El público tuvo la mejor reacción posible, aplaudiendo al jugador: “Super agradecido. La reacción de los aficionados me emocionó. No es habitual que el portero falle y la gente aplauda, siempre hay murmullos o algo peor. El cariño me lo demuestran cada día en la calle; me animan y me abrazan y se lo agradezco”.

Brillante. Masip está siendo uno de los más destacados del equipo e incluso de la Liga: “Yo soy el mismo del año pasado, pero estamos en otra categoría y el equipo está haciendo un trabajo defensivo espectacular, de los mejores equipos en ese apartado con seis partidos de 14 con la portería a cero. El año pasado no fue bien tal vez por la forma de jugar o el entrenador que teníamos que tenía ideas ofensivas y quedábamos más expuestos. Desde la llegada de Sergio defendemos todos, somos un bloque y crecemos desde la parcela defensiva”.

Masip habló del último partido: “Puede que nos remataran mucho sí; ellos eran muy fuertes, pero no hay que achicarse, hay que echarle dos narices. Después de ese gol desgraciado, el partido se hizo largo y todos queríamos acabar porque la remontada era difícil de conseguir”; también valoró el partido que jugarán el domingo en San Sebastián: “Es un club histórico que tiene grandes jugadores. Tiene gran pegada arriba y habrá que estar especialmente atentos en todas las líneas, pero tenemos que empezar a crecer desde la defensa y hacernos fuertes otras vez, somos capaces de hacerlo”. Hace tiempo que el factor sorpresa del menosprecio al recién ascendido se terminó y todos conocen lo que es capaz de hacer el Pucela: “La gente ya nos tiene en cuenta y sabe que tenemos potencial para atacarles y ponerles problemas”.

Cinco partidos sin ganar, sumando dos puntos de 15; esto podría motivar desconfianza o nervios, pero Masip reflejó la tranquilidad que tiene el grupo: “¿Nervios? Claramente no. Cualquiera hubiera firmado antes de empezar los 17 puntos a estas alturas. Hemos dado la cara en todos los partidos y hemos competido contra todos incluyendo a los de arriba. Creo que hay crédito para seguir adelante”.

Con 29 años, Masip tiene contrato hasta 2020, pero no le importaría aumentar esa vinculación: “Si el club quiere renovarme, sería muy fácil porque yo estoy encantado aquí por todo lo que me ha dado la ciudad y el club. La gente de Valladolid me quiere y no sé dónde podría estar mejor”. El jugador no tiene miedo a que llegue competencia dura en la portería, por ejemplo Cuéllar: “Que venga el que quiera; al final vamos a luchar como mejor se pueda y cada uno mirará por lo suyo y por el bien del equipo”.

Después de muchos años viviendo éxitos del Barcelona desde el banquillo, Masip tiene claro que está disfrutando más de lo que está consiguiendo con el Valladolid: La sensación de estar jugando y colaborando en cosas buenas para un club, para una ciudad y una afición, siendo protagonista, es lo más grande y satisfactorio que puede tener un jugador. Mi familia y yo somos felices en Valladolid”.

 

 


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Masip: “Si el club quiere renovarme, sería muy fácil”
Masip: “Si el club quiere renovarme, sería muy fácil”