“Ahora es cuando más debemos creer en lo que hacemos”. Fue la sentencia que ayer Andrés Guardado entregó de cara a los próximos duelos del Betis tras el empate cosechado ante el Celta. Tras cuatro jornadas seguidas sin ganar, el conjunto de Quique Setién aborda su primera crisis de resultados del curso en la antesala de medirse al Milán en Europa League y al Barcelona en Liga. El vestuario y el propio Setién insisten en que el estilo es intocable y el espejo de la pasada campaña entra ya en escena.

La ausencia de pegada se cerró ante el Celta. Loren demostró que es el atacante más en forma del equipo y la eficacia regresó en el mismo formato que en el arranque del pasado curso: la montaña rusa y el ida y vuelta que ya tuvo que corregir el entrenador a mediados de campaña pasada. Entre octubre y diciembre su equipo estuvo seis jornadas sin triunfos y el técnico encontró posteriormente la receta de la continuidad. Ahora, con tres competiciones en escena, Setién debe dar la vuelta de nuevo a la dinámica de su equipo para afrontar los objetivos marcados por el club a inicios de temporada.

El mercado de invierno también se presenta como una oportunidad real, aunque las arcas económicas del club serán las que marquen las posibilidades de mejorar un plantel que ya dejó carencias desde el inicio liguero. Turno para que la reacción del pasado curso también entre en acción en el presente.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Setién, ante el idéntico desafío de la pasada temporada
Setién, ante el idéntico desafío de la pasada temporada