Aunque haya sido por motivos de fuerza mayor, una de las primeras diferencias que han podido apreciarse entre el Madrid de Lopetegui y el de Solari es la españolización del equipo por parte del segundo, que ha utilizado de media 8,5 españoles por partido, mientras que Julen dejó su promedio en 6,56.

Hay dos circunstancias que han provocado esta situación: la aparición Copa, que siempre favorece las oportunidades a los canteranos, en su mayoría españoles, y de menos habituales, también con destacados internacionales; y las lesiones, que han dejado un laberinto en la defensa del Madrid, dando oportunidades a jugadores como Nacho o, especialmente, Reguilón.

Solari, dos victorias, 

El encuentro en el que más españoles utilizó Lopetegui fue el del Espanyol en el Bernabéu (1-0), en el que puso a nueve: le dio la titularidad a Odriozola, Ramos, Nacho, Ceballos, Isco y Asensio, y sacó luego a Mariano, Lucas y Llorente. El de Solari fue el de su debut al frente del primer equipo, alineando a diez: ocho como titulares (Odriozola, Javi Sánchez, Ramos, Reguilón, Llorente, Asensio, Ceballos y Lucas) y dos (Nacho Fernández y Cristo) desde el banquillo.

Tres días después, el argentino, también influenciado por las lesiones, volvió a apostar por los españoles, en este caso frente al Valladolid: cinco titulares (Odriozola, Ramos, Nacho, Reguilón y Asensio) y dos revulsivos (Isco y Lucas Vázquez). Así le ha ido de maravilla, con dos victorias, seis goles a favor y cero en contra…


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Solari, españolización forzosa
Solari, españolización forzosa