Gaizka Toquero lucha todos los días a brazo partido para volver a jugar al fútbol, pero el cartílago de su maltrecha rodilla derecha, de la que fue intervenida el pasado mes de julio, sólo emite señales negativas. El delantero vasco, de 34 años, quiere apurar hasta el final sus opciones y se ha sometido a un nuevo tratamiento especial, pero, si la articulación continúa sin responder, anunciará su retirada durante el parón navideño.

Toquero jugó su último partido con el Real Zaragoza el pasado 9 de junio, en la fallida eliminatoria de ‘playoff’ frente al Numancia, así que lleva cinco meses prácticamente de baja, en un intento diario por recuperarse de una gravísima lesión, de la que recae continuamente.

Al director deportivo Lalo Arantegui se le ha pregunta hoy por Toquero y ha respondido lo siguiente: “Está haciendo todo lo que puede para estar con el equipo. Hay días que no se le ve entrenar, pero está en el vestuario como uno más. Está involucrado y está participando en la dinámica del grupo. Es una lesión muy complicada y él está haciendo todos los esfuerzos, ya sea con los servicios médicos del club como si tiene que ir a recuperarse a otro país. Él va a poner todo lo que está en su mano para recuperarse. Ahora bien, tendrá que tomar una decisión en breve porque hace todos los esfuerzos, pero cada vez que intenta reincorporarse al grupo sufre recaídas muy gordas. Ojalá se termine de recuperar porque sería un plus más para el equipo, pero es una lesión muy complicada y tendrá que tomar una decisión”.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Toquero, al borde de la retirada
Toquero, al borde de la retirada