Simeone montó una alineación con lo que había ensayado durante la semana, más el añadido de Hermoso, con apenas un entrenamiento. De inicio dispuso un 3-4-3, con Carrasco como media punta por la izquierda. A la media hora recuperó el 3-5-2 más habitual en los últimos tiempos, con el belga a la derecha. Tras el descanso, retornó a los cuatro defensas.

Oblak: Estuvo poco amenazado en el primer tiempo, aunque en el 13’ estuvo muy timorato en un córner de Machís que casi entra directo. En el 52’ metió una buena mano a un centro que se envenenaba y por el que casi se choca con el palo. Ante el bombardeo de centros laterales le costó hacerse fuerte en el área.

Savic: Seguro cubriéndole la espalda a Llorente y a Carrasco y luego sobrio con la pelota, entrando en el campo rival con frecuencia. Muy sobrio, en su línea.

Felipe: Se jugó la amarilla a los 4 minutos. En los balones al área ya estuvo más firme. Incluso se permitió alguna anticipación interesante casi en la línea del centro del campo. Tuvo la mala suerte de que el 1-1 pegara en él antes de entrar.

Hermoso: Con un entrenamiento, Simeone lo mete en el once. Confía mucho en él. Y sus pases desde atrás sirven para generar ocasiones. Atrás estuvo muy seguro en el primer tiempo. En el segundo cerró la banda izquierda, y sólo se escaparon una vez.

Llorente: Se quedó con el carril derecho, aunque a la media hora pasó al interior, flanqueado por Carrasco. Menos participativo que de costumbre, pero de nuevo una amenaza: en el 63’, justo después de dar un pase horroroso, se inventó un zurdazo desde la frontal tan ajustado que fue imposible para Rui Silva. Y además, asistió a Correa para el segundo tanto.

Kondogbia: Fue valiente ante Montoro y Eteki, tanto en la presión como con las conducciones verticales. Le metió dos buenos pases a Suárez, uno por encima de la defensa, que generaron ocasiones del pichichi. En otros, aparentemente más sencillos, estuvo menos acertado, aunque no por eso dejó de atreverse a buscar a los puntas. Cambiado en el descanso.

Koke: Día grande para el capitán, que es ya el segundo rojiblanco con más partidos de la historia junto a Tomás. Un pasito por delante de Kondogbia y tocando mucho la pelota. Tras el descanso, sin el centroafricano, más aún, como único pivote.

Saúl: La banda izquierda fue para él, aunque le costó hacer daño. En el tramo final del primer tiempo se acercó más a el área, buscando combinaciones y centros. En la segunda parte centró su posición, combinando más

Correa: Un escalón por detrás de Suárez, estuvo más en contacto con la pelota y fue de los mejores en el arranque. Suya fue la primera gran ocasión, en el 6’, tras un recorte y un tiro con el exterior que paró Rui Silva. Dejó un par de buenos toques en el área hacia Suárez antes del descanso. A la vuelta del descanso, otro más que el uruguayo mandó al travesaño. En el 71’ se la jugó él y, con un tiró desviado, consiguió el 1-2 gracias a la zaga local.

Luis Suárez: Una amenaza constante, aunque en la primera media hora además aportó retrasando su posición para pivotar. En el 16’ buscó un zurdazo con rosca que salió rozando la escuadra. En el 31’ lo intentó con una volea, como la anterior, a pase de Kondogbia. Y en el 47’ envió otra al larguero; y luego, otra, en un córner, en la que se le fue un poco el control con el muslo. Y en el 89’ perdonó un mano a mano. Ocasión a ocasión, lo hizo todo bien, menos lo que siempre le sale, el gol.

Carrasco: Retornó al once tras el coronavirus y se colocó en una segunda línea por la izquierda, a la altura de Correa, detrás de Suárez. A la media hora pasó a la derecha. Muy activo en ambas posiciones, con conducciones verticales.

Sustituciones de Simeone

Vrsaljko: Entró tras el descanso por Kondogbia para ponerse en el lateral. Sin arriesgar en ataque, pero dejó algunas subidas por la banda.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
1×1 del Atlético: la solidez se ha ido, pero Llorente siempre está
1×1 del Atlético: la solidez se ha ido, pero Llorente siempre está