Edgar Badia: Correcto en la primera parte, en la que el dominio no se materializó en ocasiones claras. Perdió un balón con los pies tras el descanso que a punto estuvo de aprovechar David Ferreiro. Salvó el empate en varias ocasiones, sobre todo en una contra letal, en el minuto 81, ante David Ferreiro.

Josan: Otra vez como carrilero en la derecha, sin sufrir en exceso por su costado. Tampoco llegó en exceso arriba, encorsetado en funciones defensivas.

Luismi Sánchez: Debutó en el once inicial como tercer central. Comenzó impreciso en la salida por la derecha, con un par de pérdidas peligrosas, y fue sustituido en el descanso. Mal estreno en una posición que no es la suya.

Gonzalo Verdú: Salvó un balón que iba dentro en el remate de Rafa Mir, en el primer acto. Fue el más entonado de los tres centrales. Muy seguro en los balones aéreos ante la amenaza de Rafa Mir. Líder de la zaga.

Josema: Sufrió con balones a la espalda, pero se compenetró bien con Gonzalo Verdú. En la recta final se le vio algo cansado por la carga de minutos en esta semana. En el segundo acto le costó ante David Ferreiro.

Koné: Se le notó la falta de ritmo. Tuvo excesivos problemas para cerrar su carril y apenas se incorporó en ataque. Sólo duró 37 minutos en el campo.

Mfulu: Tuvo que multiplicarse para intentar frenar al Huesca. Sufrió en la salida y se quedó en el vestuario en el descanso.

Raúl Guti: Superado ante la figura de Mikel Rico. Si el equipo no gobierna, no luce. Indiscutible su esfuerzo para intentar abarcar algo de campo. Mejoró, como el equipo, en la segunda mitad, aunque todavía sin brillo.

Fidel: Comenzó en el flanco izquierdo del rombo medular de Almirón. Con la entrada de Miño, se trasladó al costado y perdió llegada.

Tete Morente: Lo intentó por tierra, mar y aire, sin éxito. Estuvo más retrasado que en las dos jornadas inaugurales. Sin trascendencia arriba.

Lucas Boyé: El árbitro no le dejó pasar ni una en la batalla con los centrales. En la primera parte pasó desapercibido. Tuvo la mejor oportunidad para el Elche en la recta final, en una acción individual, que cruzó demasiado con la pierna derecha. Aguantó todo el encuentro.

Los cambios de Jorge Almirón:

Miño: Debutó en la Liga como pivote, sustituyendo a Koné. Se ubicó como pivote, dejando el carril izquierdo para Fidel. Supo dosificarse, pese a la inactividad, y fue un apoyo de trabajo para Raúl Guti.

Pere Milla: Los kilómetros de más que hizo en Eibar le dejaron, inicialmente, en el banquillo. En la segunda parte fue un disturbio para el equipo rival, aunque con poco fruto.

Dani Calvo: Tuvo descanso en la primera parte y en la segunda salió para repetir el trío habitual de este inicio de competición, junto a Josema y Gonzalo Verdú. Bastante correcto y siendo atrevido, avanzando metros, para frenar a los atacantes rivales.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
1×1 del Elche: Edgar salva al Elche y deja la puerta a cero
1×1 del Elche: Edgar salva al Elche y deja la puerta a cero