Diego López: No fue el mejor partido del meta gallego, que cometió algunas imprecisiones con los pies y en el primer gol vio como el centro remate de Morata le sobrepasó. Los colchoneros solo le crearon problemas por arriba, donde cumplió.

Naldo: A los 17 minutos se retiró del campo por lesión. En ese tiempo, ayudó al Espanyol a dominar el partido pero Morata le ganó la espalda en una acción que estuvo a punto de ser el 1-0.

Bernardo: Desubicado, salió de zonas en muchas ocasiones. Esos desajustas provocaron que Morata les ganará la espalda en varias acciones, una de ellas la del 2-1. En este caso, fue intrascendente en las acciones a balón parado.

David López: Empezó en la izquierda y pasó a la derecha tras la lesión de Naldo. Batalló con Morata y las incorporaciones de Vitolo. No logró frenar al Atlético en una desbocada segunda mitad.

Víctor Gómez: Profundo en la derecha en la primera mitad, logró combinar en varias acciones con Wu Lei y Ferreyra, pero fue irrelevante en la izquierda tras el descanso y perdió el balón que acabó en el 3-1.

Roca: El mediocentro no estuvo cómodo, ni con y sin balón. No llevó el timón del encuentro y no encontró socios con quien tranquilizar el juego. Su índice de errores de pase fue alto.

Víctor Sánchez: Fue decisivo en el 0-1. El mediocentro recuperó un balón que Thomas pasó a Koke y luego asistió a Darder, que la empujó. Se fue evaporando.

Javi López: Desaparecido en ataque, tanto en derecha como en izquierda, ayudó defensivamente y en las acciones de balón parado a un Espanyol que fue de más a menos. No acertó los centros que puso.

Wu Lei: Un peligroso remate en la primera mitad fue su bagaje en un primer tiempo en el que se movió con intención y logró profundizar en algunas ocasiones. Acabó sustituido y desubicado.

Ferreyra: Una isla, no le llegó ningún balón al área ni tampoco dio alivio al equipo aguantando balones. El Espanyol jugó prácticamente sin referencia.

Darder: A los 30 minutos de partido, había dado solamente seis pases. El Espanyol no lo encuentra ni él tampoco logra entrar en juego, aunque su calidad adelantó a los pericos con un soberbio lanzamiento.

Dídac: Jugó de central (posición que ya había ocupado en la Europa League) y le tocó defender a un Atlético que realizó varias transiciones. Cumplió para no ser su posición habitual.

Campuzano: Intentó aportarle movilidad al Espanyol, pero apenas los blanquiazules atacaron con claridad y encontraron los espacios.

Melendo: Apenas tocó el balón en los pocos minutos que jugó y con un Espanyol con prisas.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
1×1 Espanyol: del ‘Darderazo’ al agujero entre los centrales
1×1 Espanyol: del ‘Darderazo’ al agujero entre los centrales