Se ha vuelto un asiduo del gimnasio de Valdebebas junto al compañero al que tenía que suplir. Álvaro Odriozola ha vuelto a perder otro tren. El día después de que Carvajal se lesionase la rodilla dejando el lateral derecho vacante por dos meses, el vasco también se lesionó y pasó a ocupar la enfermería con el leganense. Lo que iba ser una recuperación rápida porque su propio entorno le restaba importancia a la dolencia (oficialmente una lesión muscular) va ya para cinco semanas de baja. Peor aún (para él), Carva viene asomando por el césped de Valdebebas y podría estar listo para la vuelta del intermedio por selecciones. Una oportunidad de oro que se perdió Odriozola y se fue a brazos de otro norteño, el reinventado Lucas Vázquez.

Zidane ha tenido que buscarse la vida. Durante la ausencia de Carvajal, han pasado por su puesto Nacho, Mendy y Lucas Vázquez. Tres futbolistas que no son laterales, mientras Odriozola lo veía todo desde la barrera. Un futbolista que no es del agrado del marsellés y que sabe que su presencia es puramente económica: el lateral que tenía mercado y por el que el Madrid sabía que podía recaudar una buena cantidad de dinero era Achraf

Una cosa es la cartera y otra la pelota. Cuando Lucas cometió el penalti en Mestalla y fue acribillado por Gayà al no ser un especialista como lateral, muchos se preguntaron cuánto le quedaba a Carvajal y qué era de Odriozola. El mutismo en torno al donostiarra ha sido casi total.

Su valor de mercado se va por el desagüe…

Esta temporada apenas ha vestido la camiseta madridista el 6 por ciento de los minutos posibles (57′ de 990′) entre la falta de fe de Zidane en él y esa lesión, la temporada ya fue un aviso porque apenas tuvo el 18,5% (434′ de 2.340′) antes de irse cedido al Bayern y mientras que la anterior, la primera en la casa blanca (2018-19), su participación fue del 36%. Una caída en picado, como su valor de mercado, que ha pasado de  30 millones (lo que costó al Madrid) en 2018 a los 14M€ actuales para un lateral que tiene contrato como madridista hasta 2024. Un desplome de más de la mitad. Ni siquiera la ausencia de Carvajal, el amo absoluto del ‘dos’ en el Madrid, le ha servido de momento para remontar.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
A Odriozola se le pasa el arroz
A Odriozola se le pasa el arroz