La plantilla del Elche ha regresado este lunes a los entrenamientos, después del empate cosechado el pasado viernes ante el Celta de Vigo. En la primera sesión de trabajo de la semana han estado ausentes los tres jugadores que terminaron lesionados el último partido: Fidel Chaves, Edgar Badia y Emiliano Rigoni. Los tres se han sometido a nuevas pruebas médicas para determinar el alcance de sus respectivos problemas físicos. Además, Carrillo y Víctor todavía no se han unido al grupo.

Fidel tiene una pequeña rotura muscular en el sóleo de su pierna izquierda. El periodo de convalecencia se estima entre dos y tres semanas, por lo que en el mejor de los casos podría llegar a tiempo al encuentro del Ciutat de Valencia, ante el Levante. Se trata de un duelo directo, ante el rival que en estos momentos marca la zona de descenso, por lo que el extremo onubense y el cuerpo técnico esperan hacer todo lo posible para que pueda llegar a tiempo. El parón por selecciones se agradece en el vestuario franjiverde.

Edgar Badia, por su parte, sufrió un golpe en la parte izquierda de la cadera y aunque sigue dolorido, las sensaciones van a mejor y desde los servicios médicos esperan que esté recuperado para seguir como titular ante el Levante. Su lesión es complicada para un portero porque en las caídas laterales sufre el impacto en la zona dañada. Quedan bastantes días para ponerse bien y ese es el objetivo.

Y Rigoni, sin duda, es el peor parado del último duelo. Con un esguince acromioclavicular con rotura de ligamento en la articulación de la clavícula izquierda todo queda pendiente de la evolución. En el peor de los casos podría requerir quirófano, aunque desde el club quieren evitar este extremo para que pueda volver a jugar a finales de año. Además, Miño también terminó con problemas el duelo ante el Celta.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Almirón espera poder contar con Edgar y Fidel ante el Levante
Almirón espera poder contar con Edgar y Fidel ante el Levante