La evolución táctica del Oviedo este curso ha sido muy similar a la del pasado. El primer impulso de Anquela, en ambos casos, fue el de construir un equipo atractivo, con alma ofensiva, que jugara en el terreno del rival. Pero los comienzos de temporada no fueron sencillos para el jienense, obligado a reinventarse sobre la marcha. En las dos campañas la solución apareció en pleno avance de la competición: el sistema con tres centrales y dos carrileros emergió como el sistema que más seguridad daba a los azules.

Es el dibujo que más satisfecho ha dejado al entrenador en las últimas semanas. El 5-2-3 lució ante el favorito Málaga en el Tartiere en un duelo en el que los carbayones tenían hasta 7 bajas. El empate tuvo un regusto dulce por cómo se dio. En Los Pajaritos, a pesar de que el equipo volvió a ofrecer síntomas de debilidad defensiva, se salió con una importante victoria y con la sensación añadida de que Anquela parece dispuesto a darle vuelo al sistema. Frente al Tenerife, apenas hay dudas de que será el dibujo que luzca de inicio en busca de la tercera semana sin perder y de la segunda victoria consecutiva, algo que solo se ha logrado en una ocasión este año.

Esta semana en El Requexón, las pruebas han ido en la misma dirección. Anquela seguirá sin poder contar con Saúl Berjón, con una tendinitis que se ha complicado en los últimos días y que podría dejarle fuera de combate algunas semanas, de ahí que la apuesta en los dos últimos choques haya sido por Viti, el veloz extremo que ya había destacado en anteriores campañas con el primer equipo. Una vez que ha dejado los problemas físicos atrás, Viti se presenta como uno de los animadores del juego ofensivo del Oviedo en el choque ante el Tenerife que supondrá la inauguración del nuevo año en el Carlos Tartiere.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Anquela consolida el sistema de tres centrales en el Oviedo
Anquela consolida el sistema de tres centrales en el Oviedo