Osasuna, bien plantado atrás, hizo un partido muy plano y con poco ritmo ante el Levante en la primera mitad, en la que los rojillos apenas pisaron el área rival y se mostraron muy inocentes en ataque. Los de Arrasate se mostraron bien plantados en defensa.

En la segunda parte las cosas cambiaron, sobre todo a raíz de los cambios. Se vio un Osasuna mucho más activo que creo peligró y lo materealizó con el tanto de Budimir que les permitió sumar tres puntos importantísimos.

Sergio Herrera: Apenas tuvo trabajo en la primera parte, salvo alguna intervención de mérito. Se convirtió en protagonista del choque parando el penalti de Morales en una buena intervención.

Nacho Vidal: Trabajó bien defensivamente pero le faltó trabajo ofensivo. No consiguió conectar con Torrres por la banda derecha.

Aridane: Se mostró seguro y volvió a verse la importancia del central canario en el juego aéreo y en las anticipaciones.

David García: En su línea, se anticipó bien a las jugadas y cortó balones. Formó un buen tándem con su pareja en el centro de la zaga, Aridane.

Juan Cruz: No tuvo su día. Estaba haciendo un trabajo discreto y cometió un penalti en un grave error.

Torres: No desplegó sus virtudes como en otras ocasiones y aportó muy poco al juego del equipo.

Torró: Realizó un buen trabajo táctico. Su presencia en el centro del campo fue importante para el equipo.

Moncayola: Jugó más adelantado que en otras ocasiones, piso área y recuperó balones. Buen trabajo.

Iñigo Pérez: estuvo muy desaparecido y como el resto del equipo por momentos se encontró atascado en el centro del campo.

Rubén García: Hizo un partido sin florituras pero una vez más dejó su selló de calidad y participó con un bonito pase de tacón en la jugada del gol navarro.

Calleri: Se le vio muy solo y un tanto acelerado en algunos momentos del partido. El esquema por el que apareció Arrasate no le favoreció y la tarjeta que vio en los primeros minutos tampoco ayudó.

Barja: Su salida al terreno de juego no pasó inadvertida, dio un gran pase de gol a Budimir y creó peligro.

Budimir: Marcó la diferencia. Nada más salir al terreno de juego anotó un bonito gol. Aprovechó los minutos que tuvo y demostró que por algo es el pichichi del equipo.

Manu Sánchez: Estuvo correcto en el puesto de interior izquierdo en los minutos que le dio Arrasate.

Oier: Salió en los últimos compases del partido para apuntalar el centro del campo rojillo.

Unai García: Jugó solo los minutos finales


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Aprobados y suspensos de Osasuna: Herrera salva tres puntos
Aprobados y suspensos de Osasuna: Herrera salva tres puntos