El Real Valladolid dejó una buena actuación global en el Nuevo Los Cármenes, escenario complicado en el que sumó su segunda victoria del curso, además, consecutiva. Lo hizo espoleado por la buena actuación de sus delanteros, coronada con el segundo gol de un Marcos André que sigue destapándose como un punta de élite. Óscar Plano y Jota se estrenaron.

Masip: El remate del gol fue prácticamente a bocajarro y no pudo hacer nada. Muy atento en los balones aéreos que buscó el Granada. Cuajó un partido serio debajo de los palos, aunque volviera a encajar gol.

Pablo Hervías: Contenido en las subidas, aunque atinado en estas. Hizo un buen trabajo defensivo, que se reforzó con las ayudas del extremo y que encontró desahogo en el tramo final tras la entrada de Janko.

Joaquín: Sereno y serio, como acostumbra. En los mejores momentos del Granada, se multiplicó para despejar balones por arriba y por abajo. Tapado en la salida del balón por los atacantes, no se complicó. Acabó jugando en el medio cuando entró Javi Sánchez.

Bruno: Cometió un pequeño error de bulto que Machís no aprovechó por decisión del trencilla. Fue el único, pues estuvo muy atento, pese a ello, por ejemplo, para evitar el remate de Jorge Molina en una de las mejores llegadas del Granada.

Nacho: Resolvió bastante bien la papeleta frente a Darwin Machís. No asomó demasiado en campo rival, pero cuando lo hizo fue con acierto, como en un pase que intentó servirle Marcos André. Solvente en defensa.

Orellana: No acertó en un remate en buena posición en el arranque de la segunda parte. Incisivo en el uno contra uno, completó tres regates, aunque su actuación no fue del todo descollante. Fue sustituido por Janko.

Fede San Emeterio: Muy participativo, se le vio mucho. Vio la amarilla en la primera mitad, aunque no le penalizó en exceso; siguió intenso y ganando la partida al mediocampo rival en muchas ocasiones. Rindió a un buen nivel en su vuelta a Granada.

Alcaraz: Un tanto fallón en la primera parte, estuvo aguerrido, aunque poco acertado. Quizás fue el titular con menos acierto. No obstante, esa batalla le permitió ayudar al equipo a sostenerse en los peores momentos.

Óscar Plano: Definió mal en la primera ocasión del equipo, se adelantó a Germán para poner el 0-1 en un testarazo inapelable. Además, dejó a Marcos André en buena posición para su remate. Volvió a ser decisivo y aquel que se ganó tiempo atrás la confianza de Sergio.

Marcos André: Cuajó una primera parte interesante en cuanto a movimientos. Pergeñó una acción genial para poner el 0-2 con un zurdazo. Presente en el área, rematando, por ejemplo, un envío a balón parado, no se resintió ante sus molestias. Hay delantero.

Sergi Guardiola: Dejó solo a Óscar Plano con un buen pase a los tres minutos. Tuvo una buena ocasión al borde del descanso. Su buena voluntad encontró rédito en la asistencia del 0-1. Se sintió a gusto fuera de zona, casi como un segundo punta.

Janko: En su primera acción hizo una falta peligrosa. En otra intervención, dio una entrega defectuosa para Joaquín. Tardó un poco en encontrarse, pero acabó elevando su nivel.

Toni Villa: Entró con hambre y condujo un par de transiciones. No tuvo fe a la hora de lanzar una chilena en un balón que le cayó en la frontal.

Jota: Tuvo un estreno de dulce. Robó el balón a Milla y definió perfecto ante su compatriota Rui Silva. Tuvo diez minutos, pero dejó una sensación buenísima.

Javi Sánchez: Entró para dotar de empaque al equipo al final, cuando el Granada apretaba. Apenas llegó a participar (por suerte).


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Aprobados y suspensos del Pucela: Otro triunfo al son de Marcos André
Aprobados y suspensos del Pucela: Otro triunfo al son de Marcos André