Unai Emery puso su once de gala contra el Real Madrid, con la salvedad de Paco Alcácer, que fue baja por lesión. El Villarreal optó por una presión alta en defensa y una circulación, quizás extrema, a la hora de llegar a la portería de Courtois. Tras el descanso, a raíz de los cambios (un privilegio en el fútbol en pandemia tener el fondo de armario que tiene Emery), el Villarreal le metió una marcha más al partido y ahí se vieron los mejores minutos amarillos y en mayores apuros los de Zidane, que vieron como Gerard Moreno les empató. Sergio Asenjo, más allá del gol de Mariano, no recibió ni un solo remate más de peligro. 

Sergio Asenjo: Poco pudo hacer en el gol de Mariano, solo protestar al colegiado como el resto de compañeros por ese banderín que levantó el asistente y que descolocó a la zaga amarilla. Ya no tuvo que intervenir hasta el minuto 89′, cuando interceptó un centro de Vinycius que iba dirigido a Modric.

Mario Gaspar: Se frenó en el repliegue cuando vio al asistente de Hernández Hernández levantar el banderín y Mariano le ganó el medio metro que necesitó para llegar antes al balón y rematar al fondo de la red. Cumplió sin más apuros en defensa. Se lesionó en el tramo final del partido y tuvo que ser sustuido.

Pau Torres: Otra prueba más de madurez. Inmaculada su actuación en las tareas propias de un central. Sin un error en el marcaje y dando criterio a la salida del balón.

Raúl Albiol: Su jerarquía es uno de los símbolos de crecimiento de este Villarreal. Dando indicaciones en todo momento a sus compañeros, siempre bien colocado y rápido en el corte.

Pedraza: Fue Incisivo por el carril izquierdo hasta que el físico le aguantó. Sus idas y venidas, constantes hasta el descanso, fueron de más a menos y Emery optó por sustituirle por Estupiñán.

Iborra: Omnipresente en el centro del campo. Ha hecho sociedad con Parejo y le ha quitado galones a Coquelin. Tuvo hasta una ocasión de gol en los momentos de más asedio del Villarreal al área de Courtois.

Trigueros: Sus apariciones en el juego, aunque siempre interesantes, fueron interminentes.Lo más destacado de su actuación, un pase en profundidad a Gerard Moreno minutos antes de ser sustituido por Yeremy.

Parejo:Su relevancia en el esquema de Emery va a más en cada jornada. Suyo fue el primer y único remate del Villarreal en la primera mitad. De cabeza, suave y por encima de la portería de Courtois. Su segundo fue menos suave y esta vez con pierna derecha, aunque igual o más de desviado. Se lamentó por ello porque esta ocasión, tras pase de la muerte de Estupiñán, sí llamaba a acabar en gol.

Moi Gómez: Su partido, tácticamente, fue completo. Al menos en términos defensivos, porque ofensivamente poco generó. Con el balón se dejó ver menos de lo habitual. Emery le reubicó en la posición de Trigueros cuando éste fue sustituido. Ahí se vio su mejor versión de la tarde.

Bacca: El colombiano se estrenaba en el once de Emery en Liga. La lesión de Paco Alcácer le abrió la puerta de la titularidad. Con las estadísticas en la mano, no fue su mejor tarde.Ni un remate a portería. Tampoco el ritmo de juego ni  el partido que planteó el Real Madrid a raíz del gol de Marino le permitió hacer mucho más

Gerard Moreno:Suya fue la primera ocasión de verdad del Villarreal. Su remate cruzado tras asistencia de Trigueros se marchó fuera. Corría el minuto 56. Hasta ese instante había librado batallas menores con Nacho y Carvajal. La que ganó fue la del penalti con Courtois. El belga le aguantó y le adivinó sus intenciones, pero el delantero le colocó el balón lejos de su alcance. En el 81′ tuvo el 2-1 a su alcance, pero tanto quiso ajustar el disparo que la defensa se le adelantó.

También jugaron

Estupiñan: Salió por Pedraza en el 60′. Mantuvo abierto el carril izquierdo del ataque del Villarreal, como lo tenía Pedraza durante la primera mitad. Colocó tres buenos centros, en especial uno que Parejo mandó a la grada.

Chukwueze: Salió por Bacca en el 60′. Su salida le dio otra marcha al Villarreal y al partido. Una internada suya en velocidad propició el penalti cometido por Courtois.

Yeremy: Salió por Trigueros en el 60′. Se ubicó en la posición que hasta ese instante ocupaba Moi Gómez. Como Estupiñán y Chukwueze, le dio otra velocidad al partido y al ataque amarillo. Tras el gol del empate, se puso el mono de faena para ayudar en defensa.

Rubén Peña: Salió por Mario Gaspar en el 88′. Sin apenas tiempo para participar.

Take Kubo: Salió por Moi Gómez en el 88′. Pese a jugar tan pocos minutos, aún forzó una tarjeta de Kroos y dispuso de un mano a mano con Courtois. El belga se le hizo grande.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Aprobados y suspensos del Villarreal: Emery metió otra marcha con sus cambios
Aprobados y suspensos del Villarreal: Emery metió otra marcha con sus cambios