Santiago Arias (28 años) está teniendo un inicio de curso complicado. El Atlético le esté buscando salida para conseguir ingresos con los que reforzar las posiciones que están menos cubiertas. Actualmente hay tres jugadores en la demarcación de lateral derecho (Trippier, Vrsaljko y él mismo) y uno de ellos tiene que irse. El colombiano parece ser el más solicitado, ya que equipos como el Everton o el Benfica han llamado a su puerta para internar reclutarle.

De momento sigue perteneciendo a la disciplina rojiblanca y, como tal, tenía que incorporarse tras las vacaciones a la pretemporada de los de Simeone, que comenzó el día 4 en el Cerro del Espino. El día anterior, los jugadores estaban citados para realizar los reconocimientos médicos y las pruebas PCR para ver si alguno de ellos estaba contagiado de coronavirus. Ese día ni Diego Costa ni Arias acudieron a hacerse las pruebas y el club emitió un comunicado anunciado que ambos se habían hecho las pruebas por su cuenta durante las vacaciones y habían dado positivo.

Pese a que tanto el hispano-brasileño como el cafetero están asintomáticos, tienen que hacer cuarentena y aislarse en sus domicilios hasta que den negativo. Por ello, no han podido unirse a sus compañeros en los primeros días de entrenamiento ni viajar a Los Ángeles de San Rafael para la concentración de una semana que llevarán a cabo los colchoneros. Mientras esperan a estar disponibles para el Cholo, se entrenan en su casa para ponerse en forma y no partir con mucha desventaja con respecto al resto del grupo. Arias ha publicado una historia en Instagram en la que aparece corriendo en una cinta estática en el jardín de su casa e incluye dos mensajes en los que afirma que está “con ganas de volver a entrenar con el equipo” y asegura que “estoy muy bien. Gracias a todos los que me han enviado sus buenos deseos!!”.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Arias se entrena en casa a la espera de poder incorporarse al grupo
Arias se entrena en casa a la espera de poder incorporarse al grupo