Con la Liga suspendida y sin fecha para su reanudación si es que se produce, sin duda los jugadores más perjudicados son aquellos que finalizan contrato el próximo mes de junio. La situación actual no les está permitiendo demostrar su capacidad, los clubes no piensan ahora en renovaciones, sino en ERTES y los jugadores tampoco tienen como mostrar a otros clubes que pueden ser aptos para jugar allí, en caso de que su club actual no les ofrezca continuar.

En Osasuna hay cuatro jugadores que se encuentran en esta situación. Se trata del portero Rubén Martínez, el defensa Facundo Roncaglia, el pivote Fran Mérida y el delantero Adrián. La titularidad de todos ellos ha sido intermitente esta temporada. Rubén cumple su segunda temporada en Osasuna. Llegó en verano de 2018, procedente del Dépor y firmó por dos temporadas. Ha jugado 50 partidos y ha encajado 42 goles. Roncaglia llegó el pasado verano, tras su paso por el Celta y firmó por una única temporada. Ha disputado quince partidos y ha anotado un gol.

Fran Mérida es el más veterano de los cuatro. Llegó a Osasuna, procedente del Huesca, en julio de 2016. Firmó por tres temporadas y la pasada el club amplió su contrato hasta junio de 2020. A lo largo de estas cuatro campañas ha jugado 104 partidos con la elástica rojilla y ha marcado 11 goles. En cuanto a Adrián, llegó en verano de 2019, tras una mala experiencia deportiva en el Oporto. Ha jugado 20 partidos y marcó en Copa ante el Recreativo.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Así es el futuro incierto de algunos jugadores rojillos
Así es el futuro incierto de algunos jugadores rojillos