Elche y Huesca se han tomado el regreso a Primera de distinta manera. El equipo de Almirón es puro desorden, mera improvisación. Colocar a sus jugadores sobre el campo ya supone un ejercicio para superdotados. Los pivotes juegan de centrales, los laterales de interiores, los extremos de laterales… El único que parece estar en su sitio es Edgar Badia, el salvavidas eterno de este Elche en Segunda y ahora en Primera. Por su parte, el Huesca entra por los ojos. Es un ejército que se maneja al son de la pelota, pero tiene un problema. Y es grave. No tiene gol.

El cuadro oscense prolongó todas esas buenas sensaciones que dejó ante Atlético, Villarreal y Valencia, pero sigue negado de cara a puerta. Con pegada, se habría paseado por el Martínez Valero. La falta de puntería condenó a un Huesca que sumó en Elche su cuarto empate en cinco partidos. A Almirón el punto le supo a gloria porque le faltan casi media docena de fichajes y una pretemporada de dos semanas por delante. Esta puede ser la única coartada para justificar otro partido flojo de su equipo.

El Huesca fue continuo durante todo el choque. Buscó el gol hasta el último minuto. Rafa Mir lo intentó tres veces en el primer acto y Borja García remató a las nubes en la más clara. Al Huesca le faltaba puntería y cuando encontraba el marco aparecía Edgar Badia. El Elche se perdía en la salida del balón y en su extraño dibujo. Todo su poder ofensivo pasaba por buscar a un solitario Boyé, que sólo apareció a diez minutos del final para disparar cruzado y firmar la más clara del Elche.

El segundo acto fue un calco del primero. En esta ocasión, al que le faltó acierto fue a Mikel Rico, que falló casi en boca de gol la oportunidad más manifiesta tras una asistencia de Galán. Ferreiro cerró el partido con el último acercamiento a la portería franjiverde, pero de nuevo apareció Edgar para demostrar que el Elche tiene portero y que el Huesca no tiene gol.


Almirón: “Hay mucho margen de mejora y eso me deja tranquilo”

El entrenador del Elche, el argentino Jorge Almirón, dio por bueno el empate ante el Huesca (0-0) y se mostró confiado de cara al futuro al señalar que su equipo tiene margen de mejora.

“Sumar es positivo. El equipo compitió y se entregó”, dijo el entrenador, quien aseguró que el Elche tiene “mucho margen de mejora”. “Sacar cuatro puntos sin que el equipo esté ensamblado tiene mucho mérito. Y con jugadores fuera de posición, como delanteros a los que pongo a defender”, explicó el preparador.

Almirón admitió que el Elche “tuvo dudas” en su juego durante la primera parte, y explicó que optó por dar minutos a jugadores recién llegados “para dosificar” los esfuerzos de una semana con tres partidos.

En la segunda mitad estuvimos mejor. En cuanto tuvimos pausa llegaron los espacios“, dijo Almirón, quien agradeció el parón de la competición para que los jugadores puedan descansar unos días y “seguir ensamblando el equipo”.

En cuanto a los fichajes que quedan por llegar, Jorge Almirón dijo estar “tranquilo” a pesar de que quedan pocas horas para el cierre del plazo. “Había que sobrellevar esta situación. Los jugadores que pretendemos están valorando las opciones. No somos Madrid, Barcelona o Sevilla, nosotros competimos con ellos con otros equipos”, añadió.

Míchel: “Hemos hecho méritos para ganar el partido”

El entrenador del Huesca, Miguel Ángel Sánchez ‘Míchel’, afirmó, tras el empate en Elche (0-0), que su equipo hizo méritos suficientes para ganar el partido.

“Estoy contento del trabajo, pero no nos ha llegado para ganar. Hemos llegado, centrado y disparado, pero nos ha faltado estar acertados de cara al gol“, dijo el preparador madrileño, quien lamentó la baja por lesión de Okazaki.

El técnico indicó que la nota positiva de este inicio de competición, en el que el Huesca aún no ha ganado, es que “concedemos muy poco”. “Somos un equipo dominador del juego. Hoy más en la primera que en la segunda parte”, señaló el entrenador, quien dijo que estaría más preocupado si su equipo “no generara ocasiones de gol o fuera superado por el rival”.

Por último, Míchel lamentó no haber cerrado este primer parcial de la competición con una victoria. “Estoy contento de la línea de juego, pero en resultados aún no somos el equipo que queríamos ser”, concluyó.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Badía evita un castigo mayor
Badía evita un castigo mayor