El esperado cara a cara entre Gareth Bale y Zidane tendrá que esperar un día más. El galés aprovechará al máximo el permiso de dos días que le concedió Zidane a los internacionales que tenían que regresar a Valdebebas. Ramos, Jovic y Kroos tampoco se dejaron ver por la ciudad deportiva blanca, cosa que sí hicieron otros internacionales como Carvajal y Reguilón, éste último para empezar a recuperarse del problema en el tobillo que vivió con la Selección.

El pasado lunes fue el primer día de descanso y Bale y los demás internacionales pasaron los test PCR correspondientes para poder tener luz verde y poder pisar Valdebebas. El atacante galés ha preferido dilatar al máximo permitido el reencuentro por primera vez con Zidane desde que se ambos se fueron de vacaciones. Un periodo salpicado con el viaje de Bale a Gales donde no brilló pero en el que volvió a lanzar un mensaje al Madrid: “Me lo están poniendo muy difícil”. Giggs también entró al trapo con ironía. “No hablo mucho con Zidane por Gareth, porque tampoco sabe hablar muy bien inglés”.

Bale volverá a ponerse a las órdenes de Zizou aunque la relación entre ellos siga en números rojos. Una salida es ahora mismo inviable porque el 11 madridista no quiere perdonar ni una libra de su mastodóntico sueldo. Tampoco quiere hacerlo Mariano, que frustrada su cesión al Benfica, volvió a ejercitarse en solitario este martes.

Courtois, Odegaard e Isco tampoco pisaron el césped y se quedaron en el interior de las instalaciones blancas, como Asensio, que supo el pasado martes que su rodilla no tiene problemas tras el percance que sufrió con España. La resonancia arrojó un resultado positivo y el balear se reintegrará poco a poco a la actividad con normalidad.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Bale y Zidane aún no se ven
Bale y Zidane aún no se ven