Rubén Baraja, que mañana podría ser destituido como entrenador del Real Zaragoza tras la derrota de esta noche frente al Tenerife, ha asegurado a la conclusión del encuentro que a su equipo le ha faltado intensidad y que los primeros 45 minutos han sido decepcionantes en todos los sentidos: “Estoy realmente enfadado con lo que he visto en la primera parte, con lo que han mostrado mis jugadores. El fútbol es para hombres y hay que competir y meterle corazón. Defendemos un escudo que tiene mucha historia detrás y no podemos permitirnos el lujo de hacer lo que hemos hecho en la primera mitad. No me ha gustado nada y es para hacérselo mirar. Así se lo he dicho a mis jugadores”.

Derrota: “Por lo menos a mí no me deja tocado, pero es difícil de digerir lo que hemos visto hoy, sobre todo en la primera parte. Hay que reconocer que al equipo le ha faltado intensidad y vivir el partido como había que vivirlo. Sabíamos que teníamos un rival enfrente que nos iba a apretar y no hemos ganado segundas acciones, no hemos mantenido la intensidad que requería el partido y en una acción puntual nos han hecho el 1-0. Y como nos está pasando habitualmente, a remar. Los cinco primeros minutos han sido lo mejor, pero el resto de la primera parte no me ha gustado nada. Estoy realmente enfadado hoy con lo que he visto en la primera parte, con lo que han mostrado mis jugadores. El fútbol es para hombres y hay que competir y meterle corazón. Defendemos un escudo que tiene mucha historia detrás y no podemos permitirnos el lujo de hacer lo que hemos hecho en la primera mitad. Lo hemos visto así en el descanso y en la segunda parte hemos mejorado algo, pero ellos también se han defendido bien”.

Actitud de los jugadores: “No estoy contento ni con lo que he visto en el juego ni con la predisposición para competir hoy. Debemos entender que si no somos constantes, que si no somos continuos, que si no le damos importancia a cada acción, va a ser complicado tener opciones de competir en los partidos. La segunda parte ha sido diferente. Creo que hemos dado un paso adelante también con el balón, a la hora de pasárnosla, a pesar de que hemos tenido pérdidas absurdas, aunque sí que lo hemos intentado y hemos sido otra cosa, pero cuando vas a remolque te salen todas las dificultades que te propone el partido. Como entrenador de este equipo, cuando ha llegado al descanso, tengo que decir la verdad, que es que no hemos tenido la intensidad que necesitábamos para competir en un encuentro como el de hoy, en el que ellos han demostrado que se jugaban mucho y nosotros sí en la segunda parte, pero no en la primera. Tengo hoy un grandísimo disgusto por muchas cosas porque yo veo que el equipo quiere y lo intenta, pero hay determinadas cosas que debemos entender por el sitio en el que estamos. Los aficionados lo que quieren es que su equipo compita y sea honesto y yo creo que la primera parte de hoy es para hacérselo mirar y así se lo he dicho a los jugadores. Yo siempre voy a defender a mis futbolistas, pero cuando tengo que decir las cosas claras las tengo que decir y para mí la primera parte de hoy ha sido muy decepcionante en todos los sentidos porque pensaba que la reacción que tuvimos el otro día en los últimos minutos nos tenía que dar esa confianza para venir aquí y competir como teníamos que hacerlo. Cuando te pasan cosas y te siguen pasando, no es casualidad y tenemos que cambiar eso. Si no conseguimos cambiar eso, lógicamente lo vamos a tener más complicado”.

Falta de confianza: “Todo influye, pero aquí hay que dejarse la piel en cada partido. Yo me reconozco en la gente que empuja y quiere estar. No me va a temblar el pulso a la hora de tomar decisiones y si hay jugadores que no están dando lo que yo quiero, voy a poner a los que quieran. Hoy el equipo ha tenido otra actitud en la segunda parte, con sus limitaciones, ya que cuando estás abajo siempre es por algo, pero aquí tenemos que defender nuestros intereses desde unos mínimos, que es querer, empujar, actitud máxima, dejarme todo lo que tengo en la disputa y en los duelos… Ese es el punto de partida y a partir de ahí puedes salir de esta situación. Si no consigues eso, lógicamente nos va a costar mucho más. Cuando ganas tienes confianza, te atreves a hacer otras cosas, pero si no tienes lo otro, es muy difícil ganar”.

Iván Azón por delante de Vuckic: “Tengo que ver motivos de que un jugador me pueda dar cosas o buscar su rendimiento o lo que él me ofrece para yo poder tratar de darle minutos. Esto es rendimiento puro y duro y ya veis que yo no tengo ningún problema si tengo que cambiar. Yo necesito rendimiento de todos los jugadores que participen y eso es lo que busco. Exigencia pura y dura. Esto es un tren que va rápido y la gente que se quiera subir y trabajar, adelante. El rendimiento te va dejando con más o menos opciones de jugar, pero a partir de ahí yo no tengo ningún problema ni con un jugador ni con otro. Yo les hablo claro y les digo las cosas como son, además creo que es un grupo que trabaja bien, pero hay cosas como las de hoy que no se pueden permitir. Es lo que tienen que entender”.

Francho: “Al final todo tiene sus motivos. No ha estado de inicio porque ha tenido una gastroenteritis y teníamos muchas dudas de que pudiera participar. Es una cosa más de las que nos vienen pasando. Se suele decir que cuando las cosas van mal siempre pueden ir peor, pero eso no tiene que ser una excusa. Competimos con la gente que tenemos y la gente que tenemos tiene que dar la cara y el nivel que nos exigen aquí y hoy no lo hemos hecho en la primera parte. En la segunda parte sí que hemos visto otra cosa, pero es verdad que la primera parte me ha dejado realmente preocupado porque no la esperaba. Tengo la sensación de que el equipo, con sus limitaciones, venía compitiendo bien y al límite. Eso es algo que asumo, pero lo que no puedo asumir es ver que tu equipo no tiene la intensidad que necesita un partido de este nivel”.

Posible destitución: “Hoy no se ha visto al equipo como me hubiera gustado, pero a pesar de no encontrar el resultado, veníamos de competir bien. Yo, sinceramente, no gasto tiempo en eso. Yo tengo una relación directa con la gente del club y analizamos las cosas desde la perspectiva que hay que analizarla. El más crítico que puede haber soy yo y yo soy el que tengo que tratar de encontrar las soluciones para que el equipo salga adelante en cuanto a buscar esos mínimos. Hay que recapacitar de lo que hemos visto hoy y llevar al siguiente partido la voluntad de querer cambiar la situación, sobre todo de lo que hemos visto en la primera parte porque en el fútbol puedes ganar, empatar o perder, pero la forma es cómo. Lo de la primera parte me ha parecido que no está a la altura de lo que nos exigen y tengo que ser crítico en este sentido. A partir de ahí, a recapacitar y analizar las cosas, que ellos también lo entiendan y el siguiente partido vamos a tener que jugarlo otra vez al límite contra un buen rival, pero tenemos que mostrar otra voluntad y otro carácter porque a pesar de todas las dificultades, que son muchas, tenemos que ser conscientes de que hay una camiseta que hay que defender y uno no puede bajar los brazos nunca”.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Baraja: “La derrota no me deja tocado, pero es difícil de digerir lo que hemos visto hoy”
Baraja: “La derrota no me deja tocado, pero es difícil de digerir lo que hemos visto hoy”