El Real Madrid atraviesa una racha complicada ante el Valencia: sólo ha ganado uno de los últimos cuatro partidos ante el equipo che, el del curso pasado en el Di Stéfano (3-0), el segundo que disputaron ambos tras el final del confinamiento y el reestreno de la competición liguera. Aquel día, Benzema hizo dos goles, el primero y el tercero para los blancos; este último quedó en las retinas como uno de los mejores de LaLiga, con un control-sombrero y un voleón con la zurda que entró por la escuadra.

Los otros tres encuentros mencionados acabaron en un caso con empate (1-1) y en los otros dos, con derrota para el Madrid (2-1 y el 4-1 de la primera vuelta de esta temporada); si algo se salvó en el equipo madridista esos días, fue Benzema, el autor de los tres tantos que al Madrid le reportaron, únicamente, un punto de nueve posibles. Antecedentes a tener en cuenta por parte de Javi Gracia y un Valencia que se le da especialmente bien a Benzema: es su tercera víctima favorita, con 11 goles (además de tres asistencias) en 23 encuentros; sólo le ha hecho más a Granada (14) y Athletic (15).

Paso adelante sin Cristiano

Con los altibajos realizadores que en él han sido corrientes a lo largo de su carrera con el Real Madrid, Benzema sigue confirmando que es clave en el engranaje ofensivo blanco: lleva 16 dianas, más del triple que el segundo mejor goleador del equipo (Casemiro, con cinco tantos). Con todos los problemas que ha atravesado el equipo de Zidane desde el arranque de la campaña, Benzema garantiza un gol cada 144 minutos.

La marcha de Cristiano le señaló como el nuevo responsable blanco de dañar al rival y el francés no se achicó ante el reto (aunque no alcance los números del portugués): lleva 73 goles en 10.593 minutos sin la compañía de Cristiano; hace un tanto cada 145 minutos desde que es la referencia arriba.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Benzema, verdugo del Valencia
Benzema, verdugo del Valencia