El Real Madrid pierde por unos días a su primer entrenador, Zinedine Zidane, que regresa a Europa desde Montreal (Canadá) por motivos personales y con el beneplácito del club. Como el comunicado del propio Madrid reza, el equipo blanco queda en manos del segundo de a bordo del cuerpo técnico blanco, David Bettoni, la mano derecha de Zizou desde que decidió hacerse entrenador.

La relación que une a Bettoni y a Zidane se remonta a la adolescencia de ambos: casi compañeros de generación (Bettoni es sólo siete meses mayor que Zidane), ambos se conocieron en las categorías inferiores del Cannes, club en las que el técnico del Madrid militó en sus inicios y que fue la casa de su ayudante durante buena parte de su carrera. Incluso, llegaron a compartir piso durante esos años y forjaron una amistad que, mucho después, les llevaría a recalar juntos en el banquillo del Madrid.

Bettoni, de posición mediocampista, jugó en la ciudad del sur de Francia entre 1991 y 1996 y regresó allí entre 2003 y 2004 para acabar su carrera. Entre medias, varios clubes franceses y también una extensa aventura en Italia (Avezzano, Alesandria, Novara, Luchesse…). Bettoni arrancó su etapa en el Real Madrid en la temporada 2013-14, campaña en la que Zidane actuó como ayudante de Carlo Ancelotti en el banquillo blanco. Zidane fichó a su amigo para que realizase informes de los equipos rivales; la campaña fue un éxito, con el Madrid levantando Copa y Champions y peleando por la Liga casi hasta la última jornada.

El gusanillo de los banquillos picó a Zizou de tal forma que a la campaña siguiente se hizo cargo del Castilla y con él se llevó a Bettoni para que fuese su mano derecha; de un perfil mucho más táctico que Zidane, se trata de un enamorado de la pizarra y de los sistemas, una faceta que esta temporada ZZ necesitará mucho más que nunca a tenor de los fichajes que el club ha realizado. El propio Zidane ya anticipó que planeaba un cambio de esquema para poder encajar a Hazard, Jovic, Benzema, Vinicius, Asensio...

De hecho, Bettoni llegó a actuar, a ojos de las actas oficiales de la RFEF, como primer entrenador del Castilla durante tres meses, aquellos en los que Zidane fue sancionado por el Juez Único de Competición por no tener el nivel 3 del carnet de entrenador. Tiempo después, con el ascenso de Zidane al primer equipo después del cese de Rafa Benítez, se invertiría el problema: la licencia de Bettoni sólo le permitía ser segundo entrenador en categorías regionales, por lo que el Madrid tuvo que aclarar que su rol era de ayudante, como un utillero. En verano de 2017, finalmente, Bettoni pudo convalidar en España su título francés y empezó a actuar, a todos los efectos, como segundo entrenador del Real Madrid.

La lealtad a su amigo Zidane quedó probada cuando el técnico blanco dimitió como preparador en junio de 2018 y Bettoni se marchó con él, así como su otro ayudante, Hamidou Msaidie. Sólo se quedó Antonio Pintus, el preparador físico, un gesto que a Zidane no le gustó en absoluto y que generó una brecha entre ambos que ha terminado con la salida del italiano hacia el Inter de Milán este verano y con el fichaje por parte del Madrid de Grégory Dupont, hasta ahora preparador físico de la selección francesa campeona del mundo. Cuando Florentino llamó a Zidane para que se hiciese cargo del Madrid tras el cese de Solari, sabía el presidente blanco que con el francés estaba trayendo de vuelta a su círculo de confianza. Y en él está David Bettoni, el hombre al cargo del Madrid mientras dure la ausencia de Zidane por motivos personales.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Bettoni: el compañero de piso del joven Zizou, al mando
Bettoni: el compañero de piso del joven Zizou, al mando