El Covid-19 ya es un mal sueño del que Loren Morón se ha despertado. El delantero bético ya ha superado la enfermedad, el lunes se entrenó en solitario y este martes se ha puesto por primera vez a las órdenes de Manuel Pellegrini tras haberse visto privado de poder realizar la pretemporada.

Loren fue recibido entre vítores y bromas por parte de sus compañeros, que le obligaron a pasar por el clásico pasillo en el que se llevó todo tipo de collejas por los integrantes del plantel bético. Ya sobre el césped, Loren fue uno más del grupo aunque a su puesta a punto aún le falta algo de tiempo.

El Betis inicia este viernes la temporada visitando al Alavés en Mendizorroza y parece casi imposible que el pichichi de la pasada temporada pueda estar a disposición de Pellegrini. Sin embargo, en Heliópolis se espera que si bien los plazos de eliminación de la enfermedad por parte de Loren se alargaron más de lo previsto, el tiempo para ponerse al nivel físico de sus compañeros sí se pueda ver acortado.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Bromas para Loren como si de un fichaje se tratara
Bromas para Loren como si de un fichaje se tratara