Regresa hoy Borja Iglesias al Espanyol tras una jornada ausente por sanción, que aprovecharon el delantero y el cuerpo médico para someterle a un plan readaptativo y para acabar de sanar un hematoma en el pie derecho. Todo enfocado a que en el tramo final de temporada pueda seguir engrosando su importante cuenta de goles, 11 en LaLiga, con el Espanyol. Dianas que pudieron ser sevillistas…

La historia se remonta al mes de junio de 2018, cuando Joaquín Caparrós acababa de estrenar su cargo como director de fútbol del Sevilla y llamó a la puerta del ‘Panda’, quien cerraba su espectacular campaña con el Zaragoza (22 goles en Segunda). Pero el hoy entrenador nervionense llegó tarde: aunque la operación aún no se había concretado, el delantero ya se había comprometido con el Espanyol. Y su palabra prevaleció por encima de los cantos de sirena de un club con aspiraciones a priori más ambiciosas.

El propio Borja Iglesias lo reconocería, pocas semanas después, en entrevista con AS desde la pretemporada del Espanyol: “Son situaciones que se plantean en el mercado. Existieron opciones, se habló, pero yo lo tenía muy claro. El verano anterior me sucedió algo parecido, con opciones distintas al Zaragoza pero había tomado la decisión. Cuando vienen otras ofertas, si estás convencido, difícilmente cambias de decisión”, sentenció el ‘Panda’.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Caparrós intentó quitarle al Espanyol a Borja Iglesias
Caparrós intentó quitarle al Espanyol a Borja Iglesias