Florentino Pérez pensó en Unai Emery para el banquillo del Real Madrid en 2015. Su nombre estuvo en la mente del presidente cuando se fue Carlo Ancelotti y antes de que el técnico de Hondarribia se vinculara con el PSG. Emery cumplía el perfil que buscaba Florentino Pérez: un entrenador con palmarés de campeón y, tras las etapas de Pellegrini, Mourinho y Ancelotti, preferiblemente español.

Emery venía de conquistar con el Sevilla su tercera Europa League consecutiva. Además, tras sus experiencias en Mestalla y en el Sánchez Pizjuán, acumulaba ya más de 400 partidos en Primera. Finalmente, Florentino Pérez y José Ángel Sánchez se decantaron por Rafa Benítez, que meses después fue sustituido por Zidane, y Nasser bin Ghanim Al-Khelaïfi fichó a Emery.

La Champions quiso que el Real Madrid y Emery volvieran a cruzar sus destinos. Emery, que solo ha ganado cinco de sus 22 duelos ante los blancos, cayó eliminado y quizás esa derrota le restó opciones de estar de nuevo en las quinielas cuando Zidane dijo “hasta luego” y Julen Lopetegui recaló en el Bernabéu.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Cuando Emery estuvo en las quinielas de Florentino
Cuando Emery estuvo en las quinielas de Florentino