El Betis es el equipo de LaLiga que más expulsiones sufrió esta temporada. No es una casualidad: su debilidad defensiva también condicionó muchas de sus citas en este sentido y estuvo en inferioridad numérica en cuatro de los nueve encuentros disputados hasta el momento. El déficit de las expulsiones supone una merma para un equipo que sigue sin corregir el problema de desequilibrio que ya vivió durante las últimas campañas bajo los mandos de Rubi y Quique Setién. El riesgo del sistema con contextos de marcador en contra expone mucho al cuadro entrenado por Manuel Pellegrini.

Ante el Barcelona su equipo vivió un nuevo capítulo en este parámetro. Mandi se fue expulsado por segunda vez en este curso y ello frenó las opciones de su equipo de reaccionar ante el cuadro azulgrana pese a que incluso recortó diferencias a posteriori. El técnico del Betis ya argumentó que su equipo no debe perder el orden cuando tiene el marcador en contra, aunque la falta de equilibrio en algunas líneas supone un freno difícil de solventar.

También se incrementan dudas sobre el centro de la zaga. Pellegrini no varió ni estas piezas ni los laterales respecto al pasado curso y la dirección deportiva no apostó de forma decidida por jugadores que pudiesen aportar un salto de calidad inmediata en la zona defensiva. De momento, ninguna de las llegadas tomó protagonismo en esta línea tan cuestionada. Con gran parte del campeonato liguero por delante, Pellegrini busca soluciones a un sinfín de expulsiones que minimiza las opciones de su equipo sobre el césped.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Cuatro expulsiones en nueve partidos: otro déficit en el Betis
Cuatro expulsiones en nueve partidos: otro déficit en el Betis