Como en la temporada 2013-14, su debut en el primer equipo del Espanyol cuando regresó tras su cesión al Huesca, David López está brillando en mediocampo, demostrando un amplio abanico de recursos. El centrocampista ha sido titular en los 11 partidos y solamente se ha perdido 77 minutos de juego, indispensable para Vicente Moreno en una posición que ya recuperó el curso pasado con Abelardo Fernández después de jugar como central desde 2016.

Por tierra y aire, David López se está convirtiendo en un seguro de vida, como muestran las estadísticas y como se aprecia en cada encuentro. El de Sant Cugat es el tercer jugador que más duelos aéreos gana, un total de 47, lo que le convierte no solo en una arma ofensiva a balón parado (de momento se le resiste el gol) sino que también puede actuar como tercer central en situaciones que lo requieran, como la segunda parte ante el Lugo.

Siempre atento a detener las transiciones rivales, el capitán acumula 21 interceptaciones y es el segundo jugador del campeonato en este ránking, otro ejemplo de la inteligencia táctica del futbolista para interpretar los pases rivales. Ya sea acompañado por Fran Mérida o Sergi Darder, David López, que ha ido adquiriendo más tono físico a medida que pasaron las jornadas, es el mejor guardaespaldas.

Pero también con balón está cumpliendo sus funciones. Con 288 pases en campo contrario y 644 en total, David López, que también renunció como Darder a parte de su salario esta campaña, es el segundo jugador con más intervenciones exitosas en campo rival y el tercer en campo propio. Sin la necesidad de arriesgar pases, pues para ello ya están jugadores como Óscar Melendo, Darder, Mérida, Adrián Embarba o Javi Puado, el catalán solo debe darle continuidad al juego y cambiar el sentido del mismo cuando la jugada lo requiera. Funciones que el Espanyol, y Vicente Moreno, agradecen.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
David López, un seguro de vida por tierra y aire
David López, un seguro de vida por tierra y aire