La llamada de la selección de Brasil a Diego Carlos fue una de las novedades en el Sevilla en los días previos al parón internacional. El fornido central del conjunto de Lopetegui era citado por primera vez por su país, a pesar de que su nombre había sonado con mucha fuerza durante la pasada temporada. Sin embargo, la llamada de Tite se hizo esperar pero finalmente el más que notable rendimiento de Diego Carlos en el año largo que lleva en el Sevilla se vio premiado.

Sin embargo, en Nervión genera cierta controversia la convocatoria de Diego Carlos. Principalmente por los problemas físicos que pueda generar. Diego Carlos ha disputado todos los minutos oficiales de la temporada con el Sevilla y acabó tocado en el último partido de Liga. Además, el brasileño fue quien sostuvo la defensa las dos semanas que Koundé estuvo fuera de combate por su positivo en Covid, un positivo que se produjo, además, en el anterior parón de selecciones. Por último, la llamada de Brasil supone que Diego Carlos llegará con el tiempo justo para preparar la vuelta de la competición liguera.

Pero no todo es negativo en la llamada de Brasil a Diego Carlos. Lopetegui afirmó hace unos días que las buenas noticias para sus futbolistas son buenas noticias para el equipo. Y no todo queda en el ámbito de las sensaciones, puesto que en lo económico también tiene su reflejo, puesto que Diego Carlos ya añadirá a su currículum la vitola de “internacional con Brasil”, algo que su precio de venta aumente.

Diego Carlos acumula siete partidos de Liga, tres de Liga de Campeones y la Supercopa de Europa desde que comenzara la temporada. Su cláusula de rescisión sigue siendo de 75 millones, cifra que por rendimiento, y más ahora que es internacional, ya no parece tan desorbitada.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Diego Carlos, entre el cansancio y la revalorización
Diego Carlos, entre el cansancio y la revalorización