Domina el color amarillo en los duelos jugados en Gran Canaria a lo largo de la historia. Las Palmas y Tenerife se han enfrentado en 29 ocasiones desde 1953 que es cuando los tinerfeños llegaron al fútbol profesional. De ese total, una vez fue en Primera División, 16 en Segunda, 10 en Copa del Rey y en dos ocasiones en la Copa de la Liga con un saldo de 15 triunfos locales, sólo cuatro blanquiazules y 10 empates.

La última vez que se vieron las caras en Siete Palmas fue a finales de enero de este año y el encuentro, no sin polémica, acabó en empate. Carlos Ruiz dejó a su equipo con diez a los 20 minutos, jugada que fue muy protestada por el bando tinerfeñista. A pesar de jugar con uno menos, los pupilos de Rubén Baraja supieron rescatar un punto.

Anterior a ese fue el derbi de diciembre de 2018 que terminó 1-1. Sergio Araujo había adelantado a los locales, pero en la recta final, el colegiado Sagués Oscoz pitó unas manos de David García dentro del área que no existieron. Suso no desaprovechó la ocasión para igualar la contienda a falta de seis minutos.

Fue en mayo de 2014 cuando la UD ganó por última vez al Tenerife merced al gol de cabeza de Vicente Gómez ya en tiempo de prolongación. Y en la vez anterior, también ganaron los amarillos por 1-0 ante un cuadro blanquiazul ya descendido. Aquel 4 de junio del 2011 fue, además, la despedida de Josico, a quien Aragoneses le paró un penalti.

Dos temporadas antes el Tenerife había logrado lo que es hasta ahora su última victoria en suelo grancanario (y única en el estadio de Siete Palmas). Sucedió en la campaña del ascenso con José Luis Oltra (22 de noviembre de 2008) y se llevó los tres puntos gracias al acierto de Alejandro Alfaro.

La primera vez que amarillos y tinerfeños se vieron las caras fue en el antiguo estadio Insular un 27 de diciembre de 1953. El resultado final fue de empate a uno tras los goles del visitante Fernández, en el minuto 54 y de Torres, dos minutos después. El único enfrentamiento en Primera lo ganó el Tenerife merced al gol de Bruno Marioni. Un tanto que supuso que los dos equipos se metieran en zona de descenso, de donde no salieron.

El partido con más goles fue el que se jugó por la Copa de la liga de Segunda División en mayo de 1984 cuando Las Palmas venció por 5-3. Pepe Juan, que ese día hizo hattrick, Contreras y Saavedra anotaron para los locales, mientras que Andrés, Noly y Felipe en propia puerta, festejaron para los visitantes.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Dominio amarillo en los derbis en Gran Canaria
Dominio amarillo en los derbis en Gran Canaria