EI partido de esta tarde en el Nuevo Arcángel no alcanza los tintes de dramatismo del que les enfrentó a ambos equipos en la recta final de la pasada temporada, cuando apenas había tiempo para rectificar, pero también tendrá su trascendencia para el futuro. Córdoba y Sporting vuelven a medirse en el estadio cordobés en una situación similar a la de hace unos meses y, por tanto, ambos necesitan la victoria para seguir soñando con alcanzar sus respectivos objetivos: la permanencia en el caso del equipo local; poder estar al final en el playoff por el ascenso del que ahora están muy alejados los asturianos.

La situación es hasta cierto punto agónica para los dos equipos con respecto a sus aspiraciones y ambos llegan con dinámicas opuestas. El Córdoba, colista, lleva cuatro jornadas consecutivas sin ganar y la contundente derrota de la pasada jornada en el estadio Francisco de la Hera de Almendralejo (3-0) ha hecho especial daño en el equipo blanquiverde. Otra derrota sería fatal, pero no definitiva.

El Sporting, en cambio, se presenta en el Arcángel en busca de la tercera victoria consecutiva que le permitiría afrontar el derbi de la semana que viene frente al Oviedo con la máxima ilusión. La sexta plaza, la última que da opción al playoff aún está lejos pero una victoria hoy supondría empezar a creer que se puede llegar hasta esa posición de la que no se quiere hablar en el vestuario rojiblanco.

En esta situación, los dos entrenadores afrontan el duelo con cambios lógicos en el cuadro local, en busca de la reacción, y sin intención de mover en los visitantes lo que ha venido funcionando en las dos últimas semanas.

Rafa Navarro, con un pasado como futbolista en el Sporting con el que jugó solo dos partidos en la Copa 95-96, afronta su tercer partido en el banquillo cordobés en el que busca su primera victoria. José Alberto, en cambio, espera haber encontrado la buena racha a los mandos del Sporting.a los mandos del Sporting.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
Dos equipos obligados a ganar para poder seguir soñando
Dos equipos obligados a ganar para poder seguir soñando