Ni el Real Valladolid, ni el Eibar conocen todavía la victoria después de cuatro jornadas de LaLiga 2020-21, por lo que el partido que abre la quinta es un duelo de necesitados que arrastran mejores sensaciones que resultados. No hay nervios, esto acaba de empezar, pero siempre gusta irse al primer parón de selecciones con los deberes hechos, siempre se construye mejor sobre victorias. No hay urgencias, todavía, pero sí necesidad de sumar de tres en tres.

Será un choque marcado por los ex. Principalmente, dos. Por un lado, Fabián Orellana recibe, por segundo fin de semana consecutivo, a uno de sus exequipos. En el mes de junio varias grandes actuaciones del chileno ayudaron a los armeros a quedarse en Primera antes de renunciar a jugar en el mes de julio una vez que ya había firmado con los blanquivioletas, despidiéndose bien tras dos temporadas y media en Eibar. Hoy se enfrentará a los azulgrana y lo hará partiendo desde la derecha, dado que por la izquierda, también a pierna natural, entrará Plano, con Toni, por el medio, el resto del equipo no tendrá sorpresas, con Kike en el timón y la intención de sumar la primera victoria después de las buenas sensaciones dejadas en Valdebebas pese a la derrota.

En el equipo armero, José Luis Mendilibar vuelve al campo que le catapultó en su carrera, donde logró un ascenso y dos permanencias muy sufridas, que le colocan en el altar de los técnicos más respetados en Zorrilla. Para el duelo de hoy, el de Zaldibar ha tenido que llevarse cuatro jugadores del filial por las ausencias de Enrich, Bigas, Recio y Cote. El ataque tendrá color nipón con Mute en punta e Inui por la izquierda, mientras que la baja en el centro del campo la suplirá Sergio Álvarez y en el centro de la defensa Esteban Burgos. Duelo de viejos conocidos y necesitados en Zorrilla.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
Duelo de necesidades y reencuentros en Zorrilla
Duelo de necesidades y reencuentros en Zorrilla