El Atlético ha logrado sumar cinco puntos de nueve posibles en sus tres primeros partidos de LaLiga 2020-21. Los colchoneros comenzaron arrollando al Granada en el Wanda Metropolitano al vencer por 6-1. Parecía que esta temporada los de Simeone iban a convertirse en un equipo con gran pegada en la zona ofensiva, lo que les permitiría pelear de tú a tú con el Real Madrid y el Barcelona por el título liguero. Sin embargo, sus dos encuentros siguientes (ante Huesca y Villarreal) concluyeron con sendos 0-0, lo que desinfló las ilusiones de los aficionados rojiblancos.

El Atlético mostró problemas para poder llegar a la portería rival, como demuestra el hecho de que no realizó ni un tiro a portería en los 90 minutos ante los castellonenses, la cuarta vez que ocurre esto en la era Simeone. Los rojiblancos volvieron por sus fueros en el tema ofensivo, pero también mantienen su seña de identidad: una defensa de plenas garantías. Prueba de ello es que este año sólo han recibido un gol en sus tres primeros partidos del campeonato liguero (se lo marcó Jorge Molina en el duelo ante el Granada). Un dato que sólo se ha repetido una vez en las nueve temporadas que ha iniciado el Cholo en el banquillo colchonero (en el curso 2016-17).

En su primer campaña completa en el Atlético (2012-13), los rojiblancos comenzaron LaLiga empatando (1-1, con goles de El Zhar y Arda Turan) ante el Levante en el Ciutat de Valencia, ganando (4-0, con hat trick de Falcao y otro tanto de Tiago) al Athletic en el Vicente Calderón y venciendo por la mínima al Rayo (4-3, con dianas de Mario Suárez, Koke, Arda Turan y Falcao, por los rojiblancos, y dos de Delibasic y uno de Baptistao para los vallecanos) también en casa. Por tanto, encajaron cuatro tantos en los tres primeros partidos de la temporada liguera.

El curso siguiente, los colchoneros lo iniciaron derrotando al Sevilla en el Sánchez Pizjuán (1-3, con dos goles de Costa y otro del Cebolla Rodríguez, y Perotti para los locales), goleando al Rayo en casa (5-0, merced a dos tantos de Raúl García y el resto de Diego Costa, Arda Turan y Tiago) y ganando a la Real Sociedad en Anoeta (1-2, con dianas de Villa y Koke, y Xavi Prieto para los vascos). En total, recibieron dos tantos en ese trío de duelos.

En la 2014-15, abrieron la campaña empatando (0-0) ante el Rayo en Vallecas, venciendo al Éibar en el Vicente Calderón (2-1, gracias a los goles de Miranda y Mandzukic, mientras que Minero logró el de los eibarreses) y derrotando al eterno rival, el Real Madrid, en su propio estadio (1-2, con los tantos de Tiago y Arda Turan, siendo Cristiano Ronaldo el autor de la diana merengue). El balance fue de dos goles encajados en esos partidos.

La temporada posterior arrancó con un triunfo ante Las Palmas en casa (1-0, con un tanto de Griezmann), una victoria de mérito ante el Sevilla en la ciudad andaluza (0-3, merced a las dianas de Koke, Gabi y Jackson Martínez) y cediendo frente al Barcelona en el Calderón (1-2; Torres para los rojiblancos y Neymar y Messi para los azulgranas). Por tanto, recibió de nuevo dos tantos en esos tres encuentros.

En la 2016-17 se estableció el mejor arranque (igualado esta campaña) en cuanto a goles encajados en el comienzo del curso, con sólo uno. En la primera jornada empataron ante el Alavés en casa (1-1, con tantos de Gameiro y Manu García); en la segunda visitaron Leganés y frente a los pepineros se llevaron un punto (0-0). En la tercera fueron a Vigo para medirse al Celta en Balaídos y le golearon (0-4, con dos goles de Griezmann, uno de Koke y otro de Correa).

La campaña siguiente comenzó con tres salidas consecutivas. En la primera, en Girona, sumó un empate (2-2, con doblete de Stuani para los catalanes y Correa y Giménez para los de Simeone). Después, visitó el estadio de Gran Canaria para jugar ante Las Palmas y se llevó el triunfo de manera aplastante (1-5, con dianas de Calleri por los locales y doblete de Koke y uno de Correa, Carrasco y Thomas por los visitantes). La última de la terna de salidas fue a Mestalla y el resultado fue 0-0. En total, recibió tres tantos en esos duelos.

El curso 2018-19 lo inició en Mestalla empatando (1-1, con goles de Rodrigo y Correa) ante el Valencia. La siguiente jornada recibió al Rayo en el Wanda Metropolitano y le derrotó (1-0, gol de Griezmann) y, posteriormente, fue a Balaídos para medirse con el Celta y cayó (2-0, con dianas de Maxi Gómez y Aspas). Por tanto, encajó tres goles en otros tantos encuentros.

La temporada pasada, empezó la competición liguera en casa ante el Getafe, al que venció (1-0, con un gol de Morata). Después visitó Butarque para enfrentarse al Leganés y ganó (0-1, con una diana de Vitolo) y, finalmente, jugó en el Wanda Metropolitano ante el Éibar y se llevó la victoria (3-2, con João Félix, Vitolo y Thomas remontando los tantos de Charles y Arbilla). En total, le metieron dos goles en los tres duelos.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El Atlético sigue teniendo una gran solidez defensiva
El Atlético sigue teniendo una gran solidez defensiva