Dídac Vilà como ejemplo. El curso pasado el lateral izquierdo jugó 30 partidos, solamente dos de ellos los empezó en el banquillo y salió en la segunda mitad. Este curso ya acumula ocho partidos jugados, tres de ellos como recambio. Apoyado en la nueva normativa, Vicente Moreno da vuelo a los laterales, un cambio habitual en las 11 jornadas disputadas. Ante el Lugo, en el minuto 82, Óscar Gil y Dídac sustituyeron a Miguel Llambrich y Adrià Pedrosa, una circunstancia que no es nueva esta campaña.

Al margen de rotarlos en las alineaciones, hasta en nueve ocasiones Moreno los ha sustituido en un partido. Ante el Oviedo salió Óscar Gil por Adrià Pedrosa en el minuto 84, después de que el catalán haya sido protagonista en ataque con la acción del penalti que desenredó el resultado. En Sabadell, el mismo ilicitano sustituyó a Miguelón en el minuto 71, mientras que Dídac entró por Pedrosa en el 86’ para defender el juego aéreo. Hasta en seis ocasiones Miguelón y Óscar se han relevado en un encuentro, como ante Tenerife, Rayo, Málaga o Alcorcón.

Al margen del beneficio de la nueva normativa, el desgaste físico de los jugadores de banda es mayor que el del resto de sus compañeros. Son los únicos que están obligados a llegar a la línea de fondo y defender cerca de los centrales. Prueba de ello, el sábado, Pedrosa fue el asistente del 1-0 y luego tuvo que defender las acometidas del equipo lucense por ese costado. La posición media de estos jugadores se sitúa en mediocampo, con la exigencia defensivas además que deben cumplir.

La temporada anterior, Pablo Machín también intentó exprimir el aspecto físicos de sus laterales con su sistema 3-5-2, también convirtió en cambios habituales esta rotación. De hecho, los cinco cambios ha permitido que haya más variaciones en esta demarcación, renovada en los últimos años.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El auge de los laterales
El auge de los laterales