EI Betis dio un paso de gigante en sus aspiraciones europeas al superar al Villarreal en La Cerámica y colocarse sólo a tres puntos del cuadro de Unai Emery, que sufrió su primera derrota de la temporada en su casa y se aleja de la lucha por la Champions. Pellegrini le ganó la batalla al vasco en su regreso a Villarreal bajo el liderazgo de un incisivo Fekir, que anotó con brillantez el primer tanto al borde del descanso y puso contra las cuerdas el plan del cuadro castellonense.

Guardado fue el primero en avisar con un disparo lejano que se marchó por encima de la portería de Asenjo. Pellegrini quería el balón. Emery también. Pero la presión alta de ambos equipos ponía en demasiadas dificultades la creación bajo un marco de enorme igualdad y mucho miedo. A esa ocasión de Guardado respondió Moi Gómez con dos acercamientos que no terminaron de encontrar rematador ante la mirada de Joel Robles, titular en la portería verdiblanca pese a la recuperación de Claudio Bravo. El Betis echó de menos a Canales en este inicio del choque. El cántabro, colocado por Pellegrini en una posición más adelantada a la habitual, tuvo menos peso en la salida de balón y eso minimizó su papel.

Sí encontró más protagonismo Parejo, al que le faltaron socios a la hora de romper líneas con el cuadro bético replegado. Amenazó Aitor con alguna contra sin cierre, pero fue Fekir el que apareció para mover el marcador antes del descanso. Miranda fue el más listo de la clase al lanzar en largo un saque de banda hacia Fekir. El francés, intermitente hasta entonces, controló dentro del área, le ganó la partida a Pau Torres en un movimiento incisivo y batió por bajo a Asenjo con maestría. Su gol mostró las cualidades que en Heliópolis esperan de él desde hace mucho tiempo y que sólo entran en escena a cuentagotas.

Apenas tuvo tiempo para variar su idea Emery tras el descanso cuando se topó con otro golpe demoledor del Betis. Canales lanzó un centro medido al área tras un saque de esquina en corto de Fekir y Emerson se elevó por encima de todos para batir a Asenjo con su remate de cabeza. Adelantó líneas el Villarreal, sabedor que debía arriesgar mucho más para dañar al entramado defensivo diseñado por Pellegrini. Estupiñán, Raba y Bacca ingresaron para variar la película, pero fue una acción aislada en el área bética la que despertó a los de Emery: Gil Manzano consultó al VAR para estimar que Emerson tocó con la mano. No perdonó el penalti Gerard Moreno, que impulsó un cambio de carácter en los suyos.

Apretó el Villarreal y defendió esta vez mejor el cuadro bético, que no quería repetir pesadillas de última hora como ante Athletic y Barça. Tampoco gestionó con demasiada brillantez esos instantes el Villarreal, que sólo buscó balones al área y la presencia de Gerard Moreno para cazar alguna ocasión que no llegó a excepción de una falta peligrosa en el último suspiro. La Champions se aleja para el cuadro de Unai Emery, que mira ahora por el retrovisor ante la aparición del conjunto verdiblanco, que sueña con volver a Europa de la mano de Manuel Pellegrini.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El Betis conquista La Cerámica y sueña con la zona europea
El Betis conquista La Cerámica y sueña con la zona europea