El Cádiz es como uno de esos francotiradores capaces de pasarse horas sin moverse debajo de un disfraz de hierbajos esperando su momento. Y como ellos, no falla. El primer tiempo fue de manual, del manual de Cervera, claro. El líder de LaLiga Smartbank entregó el balón, rechazó la tentación de subir líneas para presionar la salida del balón de Luca, juntó líneas y esperó el gazapo del rival. Voluntarioso y con criterio a la hora de mover la pelota, el Racing, esta vez sí, trasmitía buenas sensaciones, pero siempre fallaba el último pase. Y el Cádiz sin pestañear. Hasta que llegó el regalo. Ania decidió cubrir el lateral derecho con Nico Hidalgo, que apoyaba en ataque pero que, a la hora de verdad, desapareció de una cobertura en el segundo palo y su par, Perea (al que, blanditos, tampoco cerraron ni Mario Ortiz ni Olaortua), lo agradeció con el 0-1. Era, en el 34′, la primera vez que los cadistas pisaron el área. Mejor llegar a tiempo que rondar un año.

La segunda fue una ‘Varbaridad’. Todo lo que pasó se decidió en Las Rozas. El riojano llevó tres veces a la pantalla a su compañero sobre el césped, una vez para anular el 0-2 del Cádiz, por un fuera de juego mucho más que discutible de Lozano, y otras dos para señalar penalti por mano. La de Cala fue muy clara y casi indescifrable la de Abraham, ¿abdomen o mano? Mano para Iglesias Villanueva.

Todo lo que fue previsible en la primera mitad se convirtió en un carrusel de emociones y nada de fútbol en la segunda. El Cádiz, al que ahora todo le sale cara, se llevó la victoria con un prodigio de efectividad. Tres veces pisó el área, tres veces acabó el balón en el saco.

El Racing, sin ninguna fiabilidad defensiva, acabó desquiciado y jugando a la ruleta rusa. Podía haber ganado, la verdad, pero le explotó la bala en el 96′.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El Cádiz gana en el 100′ el partido del VAR y es más líder
El Cádiz gana en el 100′ el partido del VAR y es más líder