Tras contar la temporada pasada con tres laterales derechos: Porro, Antoñito y Moyano, en el club, en la dirección deportiva del Real Valladolid, tenían claro que querían rejuvenecer esa posición y firmar jugadores que pudieran mejorar el trabajo de los que cumplieron en la campaña 2019-20. De esta manera, Pedro Porro, que estaba cedido por el Manchester City, salió y jugará también a préstamo en el Sporting de Portugal. Antoñito negocia su salida y cuando parecía que su destino era Tenerife se cruzó el Leganés, pero las continuas disputas con el conjunto pepinero, culminada con la petición de cesión de Miguel de la Fuente, retrasan, sino impiden, su inmediata salida a la localidad madrileña. Y luego está el caso de Javi Moyano… Desde el club aseguran que mantienen un diálogo abierto y que se le ha comunicado que llegarán jugadores en esa posición y que sería una buena idea buscarse equipo, pero él no lo entiende así…

De esta manera, la dirección deportiva pucelana estuvo rápida y firmó, antes del confinamiento, a Luis Pérez, que quedaba libre del Tenerife, y comenzaba a trabajar en la firma de otro lateral derecho, poniendo el objetivo alto. Las negociaciones con Monterrey de México por el colombiano Stefan Medina en ningún momento estuvieron cerca de fructificar. El lateral, que sí tenía un acuerdo con el Real Valladolid, presionaba, pero su cláusula era de ocho millones de euros y los pucelanos llegaron a 3,5, cuestión que los mexicanos entendieron como insuficiente y, casi, como una forma de despreciar a un club histórico como Rayados.

Se puso entonces el foco en el chileno Mauricio Isla. El futbolista quedaba libre en el Fenerbahçe después de haber jugado en Italia, Inglaterra, Francia y Turquía, pero con un salario de estrella. Pese a la mediación de Fabián Orellana, el club pucelano estuvo lejos de poder contratarlo porque su nivel salarial es muy superior al que puede ofrecer actualmente el Real Valladolid. Tanto es así, que el jugador terminó firmando por el Flamengo, uno de los equipos que más paga en Suramérica, amén de actual campeón del Brasileirao y de la Copa Libertadores… Se le caían al Pucela los dos jugadores preferenciales para ocupar el puesto de lateral derecho, pero el club sigue ahora mismo analizando jugadores para mejorar esa posición…

Y, mientras tanto, en el duelo del sábado ante el Sporting de Braga, en lo que parecía el ensayo general para el debut del Real Valladolid en Liga el próximo domingo, a las 16:00 horas, ante la Real Sociedad, el que jugaba volvía a ser Javi Moyano, por delante de Luis Pérez. Y es que tiene algo el lateral andaluz que hace que llegue quien llegue al equipo, el 17 termina jugando como ha sucedido en las cinco temporadas anteriores. ¿Volverá a pasar lo mismo en la temporada 2020-21?

La gran pregunta a este asunto es: ¿si Sergio González apuesta por Moyano en el primer partido de la temporada ante los donostiarras y luego llega otro jugador… lo normal no sería que saliera Luis Pérez, cedido, o que se queden, de nuevo, tres laterales derechos? Pues no. El club blanquivioleta busca un lateral derecho en la idea de que el que salga sea Moyano, ya que se confía en el trabajo constante de Luis Pérez y se entiende que el técnico pucelano empezará la competición tirando de lo que conoce… Pero hay más preguntas. ¿Aceptará el entrenador blanquivioleta la salida de su capitán y lateral de confianza? Veremos. Queda algo más de un mes para que el culebrón de la banda derecha termine… o no.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El dilema del lateral derecho en el Real Valladolid
El dilema del lateral derecho en el Real Valladolid