Está viviendo Sergi Darder buenos momentos en el Espanyol de la mano de Vicente Moreno, por mucho que transite por la Segunda División. El mallorquín está llamado a construir asistencias para Raúl de Tomás de nuevo este domingo ante el Rayo Vallecano, un rival que además le trae muy buenos recuerdos.

Basta con remontarse a la última vez que el Espanyol se enfrentó con los franjirrojos, el 9 de febrero de 2019, entonces en el RCDE Stadium. Experimentó Darder el que seguramente haya sido su momento más explosivo, eufórico, con la camiseta del Espanyol, al transformar en el minuto 95 el tanto que daba la victoria a los locales, 2-1, después de que Abdoulaye Ba avanzara al Rayo de cabeza a centro del hoy perico Adrián Embarba, y de que Borja Iglesias igualara de penalti.

Además de producirse en el último instante del partido, Darder marcó un golazo, al empalmar sin que siquiera botara un balón en volea, desde la frontal del área. Espectacular. Y su celebración, más alla del momento y de que daba los tres puntos al Espanyol, incluía rabia. A Darder le habían anulado ya un gol en el minuto 19 después de haberlo celebrado, ya que lo invalidó el VAR, y de nuevo otro en la segunda mitad, éste por ‘offside’ de Roberto Rosales.

“Al final, los espectadores vienen para cosas así. Darder ha demostrado que es un futbolista de mucha categoría“, resumió tras el partido Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’, técnico entonces de un Espanyol que con aquel triunfo se alejaba del descenso, ajeno a que se acabaría metiendo en competiciones europeas. Lo contrario le ocurrió al Rayo, que durante gran parte del partido había salido virtualmente de la zona baja pero que volvió a meterse y que, no en vano, acabaría descendiendo.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El fulminante rayo de Darder
El fulminante rayo de Darder