El Granada volvió al trabajo tras dos días merecido descanso para afrontar otro maratón de partidos en menos de un mes. Los nazaríes tendrán que compaginar el campeonato doméstico con el inicio de la Europa League afrontando siete encuentros en alrededor de 21 días y partidos entre semana y en fin de semana durante tres semanas consecutivas. Un cargado y exigente calendario tras un pequeño descanso despúes de jugar siete partidos desde que empezó el campeonato hace sólo un mes.

Diego Martínez, consciente de que va a ser difícil dar días libres, ha aprovechado la semana de parón por selecciones para dar descanso a los jugadores que no han ido con su país. Es decir, todos excepto los portugueses Rui Silva y Duarte, el camerunés Eteki, los venezolanos Machís y Yangel y el argentino (que aún no ha podido entrenar a sus órdenes) Nehuén. El resto, ha podido descansar antes de volver al trabajo el domingo ya para preparar el dificilísimo duelo en el Los Cármenes ante el Sevilla del sábado (13:00 horas).

El Granada afrontará desde el sábado hasta el fin de semana del 8 de noviembre siete encuentros. Cuatro serán de liga, donde los rojiblancos sólo han caído ante el Atlético. En casa recibirá al Sevilla y Levante, mientras que tendrá complicadas salidas al Coliseum Alfonso Pérez de Getafe y al Reale Arena para medirse a la Real Sociedad. Pero, además, se estrenará en la fase de grupos de la Europa League con tres duelos, dos de ellos a domicilio. El estreno será ante el ‘coco’ del grupo, el PSV en tierras holandesas, mientras que después recibirá al PAOK y por último se desplazará para jugar ante el Omonia de Nikosia. Siete partidos en cerca de 21 días…


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El Granada regresó al trabajo con un exigente y cargado calendario
El Granada regresó al trabajo con un exigente y cargado calendario