Hasta la noche del miércoles, Álex López había pasado desapercibido en su primer año como profesional. Rubi únicamente lo había alineado en la ida de los dieciseisavos de Copa, ante el Cádiz, cuando el Espanyol cayó 2-1, y el mediocentro catalán aprobó su primera prueba. Ya se le vio aquella noche del 1 de noviembre que dominaba la posición de mediocentro posicional, que era capaz de recuperar balones y de no perderlos en una demarcación tan comprometida. Pero fue en el estadio de La Cerámica ante el Villarreal cuando el canterano de 21 años se graduó.

Álex López estuvo acompañado de Sergi Darder y Esteban Granero y respondió a las mil maravillas. El jugador dio 46 pases en todo el partido, y solamente perdió cuatro de ellos (únicamente uno en campo propio). De esos, uno sirvió para que Pablo Piatti finalizara una acción sin fortuna, pero en el minuto 14 de partido vivió su primer gran momento. Una recuperación suya en mediocampo la culmina Darder con el remate del 0-1. Bien colocado, Álex se anticipó y filtró el pase para que el mallorquín definiese con maestría.

No se arrugó el futbolista blanquiazul, que siguió ayudando al Espanyol a mantener el control del balón y a defenderse: recuperó ocho balones y solamente el rival le superó en una ocasión. Pero el momento inolvidable para el mediocentro llegó en el minuto 71, cuando un pase de Roberto Rosales lo remachó con la derecha, después de un inteligente desmarque y de controlar el balón con el pecho. Era el 0-2 y todos los jugadores pericos se abrazaron alrededor de Álex López, inédito aún en LaLiga.

Con los cambios del equipo local, y la entrada de Marc Roca y Víctor Sánchez, el Espanyol acabó atrincherado y apenas tuvo el balón. De hecho, del 85 al 90, los amarillos tienen un 71% de posesión ante un 29 del Espanyol. Allí llegaron los goles que marchitan la actuación individual del canterano.

El egarense, a quien en ningún momento se le planteó salir en este mercado, podría tener un rol más participativo en la segunda vuelta. Cuando Roca se ha ausentado por enfermedad o por decisión técnica, su sustituto ha sido un central: o David López en Getafe o Duarte ante el Atlético de Madrid. Álex López levantó la mano en La Cerámica, de donde salió con el birrete en la cabeza.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El inédito Álex López se gradúa en La Cerámica
El inédito Álex López se gradúa en La Cerámica