La Real Sociedad sigue intratable. El líder de LaLiga sigue su camino firme en Primera con una importante victoria en Carranza (0-1), ante un Cádiz, que a pesar de tener numerosas bajas, vendió cara su piel. Isak, en el 66′, anotó el único tanto del partido que deja a los txuri-urdines como líderes en solitario. Puesto que ostentan desde hace cinco jornadas.

El inicio del partido mostró a una Real Sociedad muy trabajada: bien plantada, con juego vertical y las ideas claras, mientras que el Cádiz fue fiel a su estilo: renunció por completo a la posesión y se cerró en busca de robar, para buscar en largo a los extremos. Ayer con más motivo por la cantidad de bajas importantes de los amarillos. De hecho, el peligro del Cádiz durante la primera mitad llegó a partir de dos fallos en el pase de Merino.

Pasaban los minutos y la Real Sociedad inquietaba la portería local pero sin acierto. Hasta el 25′ no fue claro el peligro, cuando los visitantes empezaron a mover la pelota con un punto más de velocidad. Primero, con un gol anulado a Isak, por fuera de juego claro. Y minutos después con tres ocasiones de Merino. A cada cual mejor. El internacional español falló las tres, dos de ellas clarísimas. Fali y el desacierto del centrocampista impidieron que se inaugurara el marcador.

Cervera movió el banquillo tras el descanso dando entrada a Álvaro Giménez, por Garrido (tenía amarilla). Con este movimiento Álex comenzó a jugar en el doble pivote. Al poco de comenzar avisaron de nuevo los visitantes. De nuevo gol anulado por fuera de juego de Merino. Bien tirada la línea en el bando local. Volvían a sufrir los locales. Januzaj lo intentó en una jugada individual exquisita, desde dentro del área, pero su remate acabó fuera.

Los de Imanol volvieron a maniatar al Cádiz cuando, de nuevo, empezó a surgir la figura de Silva. Al canario le queda fútbol a pesar de sus 34 años y en esta Real Sociedad se está divirtiendo. Tras una ocasión de Oyarzabal a pase del canario, los visitantes abrieron el marcardor. Sensacional asistencia de Januzaj a un Isak que esperaba en el segundo palo para batir a Ledesma, con la cabeza. Los locales mantuvieron el resultado hasta que les aguantó el fuelle.

El Cádiz intentó reaccionar entonces. Las entradas de Alejo y Perea dieron otro aire a los de Cervera, y a partir de su incorporación, comenzaron a pisar más el campo rival. Sin embargo los visitantes se mantuvieron firmes en defensa, llevándose así la sexta victoria consecutiva en Liga y mandando un mensaje a los otros grandes de Primera. La Real va a pelear.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El líder sigue intratable
El líder sigue intratable