Dentro de la operación del traspaso de Sergio Reguilón y de Gareth Bale al Tottenham, desde Londres se filtró la posible llegada de Dele Alli al conjunto madridista, algo que fue rechazado de inmediato desde las altas instancias madridistas. La idea, filtrada por la prensa inglesa, calibraba que el Madrid se hacía con el jugador inglés en calidad de cedido pagándole la integridad de su salario, mientras que Bale ponía rumbo a la capital inglesa también como cedido, pero el equipo londinense sólo abonaba la mitad del sueldo del galés. El plan era un sinsentido para el club blanco.

Para empezar, el alto salario del atacante inglés rompería la idea del club de aprovisionarse de liquidez para en el verano de 2021 intentar el asalto a su gran objetivo: Kylian Mbappé. Dele Alli tiene un salario de unos diez millones y medio de euros. Bale cobra unos 17 millones limpios: sería prácticamente igualar el sueldo del galés. El conjunto blanco lo que quiere es liberar masa salarial para ir empezando a hacer cuentas económicas para equilibrar sus balances. El principal objetivo es Mbappé y para ello están enfocados todos los planes.

Tampoco a Zidane le hace gracia la llegada del futbolista inglés a la plantilla blanca: no olvida el desprecio que hizo al Madrid en 2017, cuando el Tottenham ganó al Madrid en Wembley (3-1) en la cuarta jornada de la Champions 2017-18. Entonces, el jugador inglés logró un doblete en la que fue la segunda cornada seria del Madrid de Zidane en Europa (la primera se la dio el Wolfsburgo días después de que los blancos derrotasen al Barcelona en el Camp Nou en abril de 2016), y se quejó de no haber logrado otro gol más: “Estoy decepcionado por no conseguir el hat-trick, para ser sincero. Tuve una muy buena ocasión al final en un balón de Trippier”. Esas palabras molestaron al técnico francés: su primer gol debió ser anulado por fuera de juego; el segundo fue producto de un rechace (su tiro impactó en Ramos, despistando a Kiko Casilla), y para más inri, el Madrid se presentó en el escenario inglés visiblemente condicionado por las bajas (no jugaron Keylor, Carvajal y Varane). Fue entonces cuando surgió el rumor de que los blancos se interesaban en el talentoso jugador inglés con vistas a reforzar la plantilla, ya fuese en el mercado invernal, ya fuese en el veraniego. Algo que tampoco se llevó a cabo.

Alli es un jugador con un gran cartel en Inglaterra. Es una de las grandes apariciones de la camiseta de Los Tres Leones en los últimos cinco años. Pochettino siempre le valoró positivamente, pero en el documental que se emite sobre la vida interna del conjunto spur, se ha hecho muy popular una conversación que mantiene con el actual técnico del Tottenham, José Mourinho. En la misma, el entrenador portugués le viene a decir que tiene una línea irregular: “Deberías de exigirte más. No yo. Tú”. Y el Madrid no espera. Zidane tampoco… Confía en los jugadores que tiene y piensa que no hay jugador que mejore a los suyos. Como él dice y se cansa de repetir: “Son mis jugadores”. Y con ellos va a muerte. Acaba de ganar la Liga y quiere repetir de nuevo. Sabe que se acerca el final de un ciclo y él debe ser el timón que lidere esa transición entre veteranos y noveles. Nada de experimentos. Nada de elementos novedosos.


Source: AS Primera

Datos del contenido y su autor:
El Madrid rechazó a Dele Alli
El Madrid rechazó a Dele Alli