Seis jornadas después, el Málaga pudo ganar a costa de un mal Girona para quien jugar fuera de su casa es un martirio. Desde el 2 de febrero no lo consigue (0-1 en Fuenlabrada) y machaca sus opciones de conseguir el ascenso directo mientras que el play off se le complica porque todo el mundo aprieta. Cifu y Sadiku anotaron los tantos que dieron a los de Sergio Pellicer una trabajada y merecidísima victoria que les da un respiro enorme y un chute de autoestima colosal. Formidable partido de Tete Morente que regaló los dos goles de su equipo y fue un hueso para los defensores gerundenses y en especial para Calavera.

Había mucho en juego en la cerrada Rosaleda. Los apuros del Málaga, seis jornadas sin ganas y amenazado por el descenso, contra la exigencia del Girona, con el mayor tope salarial (29 millones de euros) pero lejos de tamaña exigencia.

Tras dos arreones de los de Martí con dos ‘vicegoles’ de Borja García, el Málaga se adelantó en el marcador gracias a una formidable jugada de manual. Juanpi recupera un balón y abre hacia Tete Morente quien. Tras ganar la línea de fondo, da un pase de la muerte que Cifu cabecea a la red. Su segundo gol que celebra con respeto porque se lo ha marcado a un equipo cuyo escudo llegó a tatuarse en una época anterior y gozosa.

Las cosas se complicaban para los de Montilivi porque, tres minutos después, el árbitro expulsó a Cristian Rivera por observar juego peligroso sobre Keidi Bare por entrar con el pie por delante.

Aunque el partido se le ponía de cara al Málaga, el Girona no se arrugó y a los 40’ el colegiado anuló un gol a Stuani por ajustado fuera de juego cotejado por el VAR. Con este 1-0 se llegó al descanso.

El segundo tiempo empezó de maravilla para el Málaga, De nuevo Tete Morente dio un centro maravilloso que Armando Sadiku, rematando como un pichichi, convirtió en el 2-0. Gol número 13 del albanés. El Girona reaccionó y, un minuto después, Munir impidió el 2-1 a Samu Saiz de manera ágil.

Tete Morente era una pesadilla para el Girona. Por la banda izquierda hacía estragos. El Málaga, con un jugador más, mantenía el control mientras que el Girona se encomendaba a la inspiración del gran Stuani y a talento de Samu Saiz.

A los 74’ el árbitro expulsó a Adrián por otra acción de juego peligroso. Entró con el pie por delante a Gumbau. Los dos equipos se quedaban con diez jugadores y se abría un nuevo escenario en la recta final. A los 83’ Pellicer decidió retirar a Sadiku para poner a Buenacasa. El albanés recibió su quinta amarilla seis meses después, por lo que no podrá jugar el jueves en Vallecas contra el Rayo. El Málaga, que lo tenía todo controlado, no sufrió y se lleva tres puntos de platino ante un Girona decepcionante y que sigue negado fuera de sus lares.


Source: AS Segunda

Datos del contenido y su autor:
El Málaga, con un Tete Morente formidable, da el callo
El Málaga, con un Tete Morente formidable, da el callo